Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW denuncia ataques contra los botes de refugiados en el mar Egeo

Refugiados sirios y afganos alrededor de un bote que desinfla antes de llegar a la isla griega de LesbosInformativos Telecinco/ Agencias

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que grupos de personas con la cara cubierta han perpetrado ataques contra barcos que transportan a refugiados desde Turquía hasta Grecia, en algunos casos inutilizando sus motores o incluso devolviendo estas barcas de vuelta a aguas turcas.

La ONG ha hablado con varios testigos que confirman al menos ocho interceptaciones, las más recientes ocurridas este mismo mes. Según las fuentes consultadas, los asaltantes inutilizan de forma deliberada las embarcaciones dejándola sin motor o gasolina o pinchándola en el caso de que se trate de una lancha hinchable.
"Cuando vi que se acercaban, pensé que venían a ayudarnos", ha relatado el pasajero de una de estas pateras, Ali, de 17 años, en declaraciones a HRW. "Sin embargo, por cómo actuaban, me di cuenta de que no", ha dicho al recordar el ataque que sufrió su embarcación el pasado día 9.
Ali viajaba junto a otro grupo de refugiados en una embarcación que partió desde las costas de Assos y que, 30 minutos después de emprender su viaje, sufrió el ataque de otro barco en la que viajaban cinco hombres vestidos de negro, con la cara tapada y armados con pistolas. Inutilizaron el bote hinchable y, durante más de una hora, los refugiados quedaron a la deriva.
"No venían a asaltar nuestra embarcación, sino que se llevaron el motor y huyeron", ha afirmado Ali. Este refugiado afgano ha afirmado que los atacantes, que habrían cometido otros tres ataques más de forma sucesiva, hablaban un lenguaje desconocido, aunque descartó rotundamente que fuese turco.
Además de los sabotajes contra las embarcaciones, las fuentes consultadas por HRW también han denunciado agresiones físicas contra refugiados y han mencionado en alguno de los casos que la embarcación en la que llegaron los atacantes exhibía una bandera griega.
La Guardia Costera de Grecia también ha trasladado a la ONG denuncias similares en las que se habla de ataques contra refugiados cometidos por hombres con uniformes similares a los de los guardacostas. Las autoridades griegas han abierto varias investigaciones para esclarecer estos casos.
La especialista de HRW Eva Cossé ha lamentado que este tipo de ataques en un viaje "ya de por sí peligroso" hace que sea más probable que los inmigrantes y solicitantes de asilo pierdan la vida en el Egeo. "Estas acciones criminales requieren de una respuesta urgente de las autoridades griegas", ha reclamado.
Cossé ha pedido a la Guardia Costera y otras fuerzas de Grecia que hagan de la lucha contra estos ataques una "prioridad". En este sentido, ha apuntado que "cualquier investigación creíble debería contemplar la posibilidad de que agentes de los guardacostas puedan estar implicados".
Por otra parte, HRW también ha documentado cuatro incidentes de expulsiones colectivas cometidos por la Policía de fronteras de Grecia en la región fronteriza de Evros entre mayo y octubre de este año. Se trataría de deportaciones inmediatas y sin garantías hacia Turquía que, en opinión de la ONG, deberían conllevar sanciones disciplinarias o incluso apertura de procesos penales.