Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW ve "preocupante" el cese de Comey y espera que su sucesor tenga "una independencia incuestionable"

La codirectora del Programa para Estados Unidos de Human Rights Watch (HRW), Maria McFarland, ha afirmado que el cese del director del FBI, James Comey, es "preocupante", al tiempo que ha confiado en que su sustituto tenga "una independencia incuestionable" y un "demostrado compromiso" en materia de Derechos Humanos y del Estado de derecho.
"Sea lo que sea lo que uno piense del cese del director del FBI por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha llegado el momento de empezar a preocuparse por el relevo de Comey", ha afirmado McFarland, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.
Tras recordar que el FBI tiene "un tremendo poder", incluido el acceso a la información obtenida mediante vigilancia. "Es fundamental que la persona propuesta por Trump para un puesto sensible como es el de director del FBI sea alguien con una independencia incuestionable y un compromiso demostrado en materia de Derechos Humanos y de Estado de derecho", ha afirmado.
La responsable de HRW ha abogado por que el Senado ejerza una "extrema vigilancia" cuando analice los nominados que presente el Gobierno estadounidense para relevar a Comey al frente del FBI.
La reacción de HRW llega después de que Trump cesara el martes a Comey por las "recomendaciones claras" del Departamento de Justicia y con el objetivo de recuperar la "confianza" perdida en la Policía Federal.
La Casa Blanca ha difundido una carta enviada por Trump a Comey, en la que el mandatario le comunica al director del FBI su cese con efecto "inmediato". El presidente ha explicado que sigue las recomendaciones "claras" expresadas por el fiscal general, Jeff Sessions, y por su 'número dos', Rod Rosenstein.
"Aunque agradezco enormemente que me informases, en tres ocasiones, de que no me encontraba bajo investigación, coincido con el Departamento de Justicia en que no puedes liderar de forma eficaz la oficina", ha explicado Trump en su misiva, en la que ha argumentado que "restaurar al confianza pública es vital" para la labor del FBI.