Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW insta al nuevo gobierno de Theresa May a defender los Derechos Humanos

Human Rights Watch (HRW) ha advertido en una carta pública este viernes que la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, hizo un peligroso ataque a los derechos humanos durante su campaña electoral, insinuando que podrían ser un obstáculo en la lucha contra el terrorismo.
"Tras el ataque de Westminster, Theresa May afirmó que los Derechos Humanos son uno de los valores que definen este país. Pocas semanas después, en un asombroso cambio de postura, amenazó con acabar con los derechos que ella misma afirmaba", ha explicado el director de HRW en Reino Unido, David Mepham. "La pérdida de Theresa May de la mayoría en el Parlamento y su dependencia de otro partido, el Partido Unionista Democrático, para permanecer en el cargo harán imposible para ella debilitar la protección de los Derechos Humanos", ha añadido.
HRW ha recordado el compromiso del Partido Conservador de conservar los Derechos Humanos durante el Brexit y su adhesión a la Convención Europea sobre los Derechos Humanos. "Los derechos humanos y el imperio de la ley son lo que distingue a las sociedades democráticas libres de terroristas y déspotas", ha explicado Mepham. "Deben ser guardados y defendidos, no denigrados y socavados", ha añadido.
La carta de HRW a la primera ministra ha identificado siete áreas de preocupación y ha instado a un claro compromiso por parte del Gobierno con los Derechos Humanos en: contraterrorismo y contraextremismo, la Convención Europea de Derechos Humanos, los derechos humanos durante y después del Brexit, las responsabilidades de Reino Unido con los refugiados, la esclavitud moderna y los derechos de los trabajadores, los derechos de las niñas y las mujeres, y el papel de los Derechos Humanos en una política exterior más amplia.