Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW pide a Duterte que retire sus amenazas proferidas contra los abogados de narcotraficantes

Human Rights Watch (HRW) ha pedido este lunes al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, que retire una serie de amenazas proferidas contra el colectivo de abogados que se encargan de la defensa de narcotraficantes y reafirme el derecho de estos sospechosos de disponer de asesoría legal y de ser sometidos a un debido proceso.
La solicitud de HRW llega días después de que el mandatario filipino pronunciara unas afirmaciones en el marco de un acto público en la capital, Manila, donde aseguró que algunos acusados de narcotráfico consiguen evitar ser procesados pagando una fianza "porque tienen abogados buenos de perfil muy alto".
En este contexto, Duterte amenazó con incluir a este tipo de abogados en su denominada 'guerra contra el narcotráfico', que ha dejado desde que asumió el poder el pasado mes de julio más de 5.000 muertos.
"Las amenazas de Duterte contra los abogados constituyen una peligrosa extensión de su abusiva 'guerra contra las drogas'", ha denunciado Phelim Kine, subdirector de HRW para Asia.
"La siniestra lección de los primeros seis meses de Gobierno de Duterte muestra que grupos e individuos que él identifica públicamente como objetivos legítimos en este conflicto acaban, muy a menudo, muertos", ha añadido, matizando que el número de muertos acaba siendo "muy alto".
Las estadísticas oficiales apuntan a algo más de 2.000 muertes desde el 1 de julio, atribuidas a enfrentamientos en los que los sospechosos se resistieron o llegaron a disparar contra los agentes. A estos se suman más de 3.800 muertos a manos de "hombres no identificados".