Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El HDP denuncia "presiones del Gobierno" de cara al referéndum, tras la campaña de detenciones

El partido prokurdo turco Partido Democrático de los Pueblos (HDP) ha denunciado este lunes "presiones del Gobierno" antes del referéndum constitucional, en referencia a la campaña de detenciones contra parlamentarios de la formación.
"Mientras entramos en el proceso de referéndum, las presiones del Gobierno sobre la oposición democrática, y sobre el HDP y los gobiernos locales kurdos en particular, se intensifican", ha dicho en un comunicado.
En el mismo, ha recordado la detención de sus colíderes --Selahattin Demirtas y Figen Yuksekdag-- en noviembre, quienes se encuentran a la espera de juicio, así como de decenas de parlamentarios.
Asimismo, ha dicho que las prohibiciones de viaje "se han convertido en una rutina", resaltando que "evitan que los parlamentarios del HDP cumplan con su mandato parlamentario".
"No sólo porque miles de votantes del HDP residen en otros países, sino porque nuestros diputados participan de forma regular en conferencias, paneles, mesas de trabajo y actividades de organizaciones internacionales como parte de su mandato", ha dicho.
La formación ha criticado además que más de 80 coalcaldes kurdos se encuentran en prisión, resaltando que el Gobierno ha nombrado a encargados para que gestionen dichas alcaldías mientras tanto.
"El aumento de las presiones sobre el HDP y los gobiernos locales kurdos pretenden allanar el camino para 'el sistema presidencial al estilo turco'", ha alertado.
"El Gobierno de (el presidente, Recep Tayyip) Erdogan y el AKP utilizarán ilegalmente todos los medios a su disposición para establecer el sistema presidencial, lo que significa que las políticas gubernamentales de terror e intimidación contra todos los sectores de la oposición democrática se intensificarán en los próximos dos meses", ha dicho.
Así, ha recalcado que "el objetivo es evitar que la oposición lleve a cabo una campaña efectiva contra el sistema presidencial", que podría ser sometido a referéndum en abril.
"Cada día que pasa está más claro que nuestros copresidentes, diputados y alcaldes están en prisión no por haber cometido un crimen en el pasado, sino porque el HDP paró en las elecciones de junio y noviembre de 2015 el ambicioso sistema presidencial de Erdogan, y porque puede pararle una vez más en el referéndum", ha argumentado.
El HDP ha apuntado en su comunicado que "a pesar de estas circunstancias desfavorables, el partido está comprometido para evitar que Erdogan destruya las ya débiles instituciones democráticas de Turquía, establezca un mandato dictatorial y reconfigure la sociedad y el sistema político turco a su propia imagen".
LAS ÚLTIMAS DETENCIONES
El comunicado de la formación ha sido publicado la misma jornada en la que tres parlamentarios del HDP, entre ellos su portavoz, Ayhan Bilgen, han sido detenidos por las autoridades turcas.
Bilgen ha sido detenido un día después de su liberación, tras pasar varias horas detenido el domingo en el marco de una investigación sobre terrorismo.
Asimismo, han sido detenidos durante la jornada los parlamentarios Lezgin Botan y Meral Danis Bestas, ambos en el marco de sendas investigaciones por terrorismo en las provincias de Van y Diyarbakir.
Durante la jornada ha sido además liberado bajo fianza el parlamentario del HDP Idris Baluken, líder del grupo parlamentario de la formación, quien fue detenido hace cerca de tres meses.
Baluken fue uno de los trece altos cargos del HDP detenidos a principios de noviembre y que continuaban bajo custodia, entre los que figuran Demirtas y Yuksekdag.
La Fiscalía turca pidió a mediados de enero 142 años de cárcel para Demirtas y 83 años de prisión para Yuksegdag, por estar presuntamente vinculados con grupos terroristas.
Ambos políticos han sido acusados además de incitación a la violencia, propaganda y apología del terrorismo, según las autoridades del país, que han indicado que el HDP, el tercer partido con mayor número de escaños en el Parlamento, está estrechamente relacionado con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
El HDP, por su parte, ha negado en reiteradas ocasiones cualquier vínculo con el grupo y ha destacado la necesidad de reanudar las conversaciones de paz entre el Gobierno y el PKK. Durante los últimos meses, cientos de políticos kurdos han sido detenidos, entre ellos decenas de alcaldes del sureste del país.
LA RETIRADA DE LA INMUNIDAD PARLAMENTARIA
Los parlamentarios del HDP hacen frente a una investigación bajo la legislación terrorista después de que el Parlamento aprobara poner fin a la inmunidad parlamentaria.
El partido, la tercera fuerza parlamentaria de Turquía, advirtió en mayo de que retirar la inmunidad a los diputados para poder lanzar pesquisas judiciales en su contra sólo traerá "más violencia".
El HDP expresó su temor de que fueran expulsados los 59 diputados que tiene en el Parlamento, 50 de los cuales tienen un expediente abierto por difundir propaganda terrorista.
Este expediente era el primer paso para, una vez retirada la inmunidad, lanzar un proceso judicial. El Gobierno acusa al partido de mantener lazos con el PKK, al que considera un grupo terrorista.