Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guterres pide a las partes facilitar una investigación de la muerte de un observador de la OSCE en Ucrania

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha emplazado a las partes en conflicto en el este de Ucrania a facilitar una investigación sobre la muerte de un observador de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa este domingo en Lugansk debido a la explosión de una mina terrestre.
"Pedimos a las partes que proporcionen las condiciones para la investigación del incidente y pedimos que los responsables rindan cuentas", ha apuntado el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, en rueda de prensa, según la transcripción publicada por la propia ONU.
Además, ha recordado que las partes en conflicto deben hacer "todo lo posible para garantizar la seguridad de la misión especial de observadores de la OSCE".
Dujarric ha aprovechado además para reiterar el apoyo de la ONU al trabajo de la OSCE, del Grupo Trilateral de Contacto y al Cuarteto de Normandía para facilitar una resolución del conflicto de Ucrania conforme al Paquete de Medidas de Minsk, conocido como el Acuerdo de Minsk.
Un vehículo de la misión de observación de la OSCE sufrió una explosión, al parecer, al activar un artefacto durante una patrulla por la provincia de Lugansk. Un observador estadounidense murió y un checo y una alemana resultaron heridos.
El incidente tuvo lugar en los alrededores de la localidad de Prishib, controlada por los separatistas prorrusos. Según la Milicia Popular de Lugansk, el coche de la OSCE "se desvió de la ruta principal y se movió por carreteras secundarias, lo cual está prohibido".
La OSCE denuncia que estas rutas "prohibidas", así como otras restricciones al movimiento de sus observadores, contravienen los términos de su mandato como responsable de vigilar el desarrollo del alto el fuego en el este de Ucrania que debería cumplirse conforme a los acuerdos de Minsk.