Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guterres condena la muerte de tres palestinos en los enfrentamientos con las fuerzas israelíes

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha condenado este viernes la muerte de tres palestinos a causa de los enfrentamiento que se han producido con las fuerzas israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania en el marco de las protestas por las restricciones impuestas sobre la Explanada de las Mezquitas, un lugar sagrado para musulmanes y judíos.
"El secretario general condena profundamente la muerte de tres palestinos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes y pide que se investiguen plenamente estos incidentes", ha señalado el portavoz adjunto de Guterres, Farhan Haq.
El secretario general de la ONU ha mostrado su preocupación por el aumento de la violencia en la Ciudad Vieja de Jerusalén y ha instado a los líderes palestinos e israelíes a que se abstengan de acciones que "puedan agravar más la situación".
Guterres también ha pedido a todos los líderes políticos, religiosos y comunitarios que ayuden a reducir la tensión.
Además, al menos 193 palestinos --conforme a los datos facilitados por la Cruz Roja palestina a Maan-- han resultado heridos en la ola de protestas que ha recorrido la Ciudad Vieja de Jerusalén, Jerusalén Este, Cisjordania e incluso la Franja de Gaza.
Los disturbios más graves se han registrado en el distrito de Wadi al Joz, cerca de la Puerta de los Leones, próxima a la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja, donde se han concentrado unos 3.000 musulmanes para cumplir con el tradicional rezo de los viernes.
Los fieles han desafiado así al Gobierno israelí, que mantiene el lugar cerrado para menores de 50 años y ha colocado detectores de metal en la entrada desde el ataque perpetrado hace justo una semana por tres árabe-israelíes en los alrededores de la Puerta de los Leones, que se saldó con los agresores y dos policías muertos.
Es la primera vez que Israel cierra la Explanada de las Mezquitas desde 1969. Los palestinos y el mundo musulmán han interpretado esta medida como un intento del Gobierno de Benjamin Netanyahu de aumentar su control sobre el complejo religioso.