Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guterres condena el ataque contra una discoteca de Estambul que dejó 39 muertos

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado el "despreciable" ataque terrorista que tuvo lugar durante la Nochevieja en una discoteca de Estambul, atentado que dejó al menos 39 muertos y cerca de 70 heridos.
En un comunicado difundido por su portavoz desde la cuenta oficial de la ONU en la red social Twitter, Guterres ha expresado sus "más profundas condolencias" a los familiares de las víctimas y ha trasladado su solidaridad con el Gobierno y el pueblo turcos, así como con aquellos países "cuyos nacionales se han visto afectados".
Gran parte de las víctimas del ataque, que tuvo lugar cuando un hombre armado abrió fuego en una discoteca de la ciudad, son extranjeras.
"Guterres espera que los organizadores y perpetradores de este acto atroz sean identificados y llevados rápidamente ante la Justicia", ha señalado.
Un asaltante, aún a la fuga, ha disparado primero contra el policía apostado en la puerta, matando a este y a otra persona, según el gobernador de Estambul, Vasip Sahin. "A continuación, ha perpetrado este acto violento y cruel disparando contra personas inocentes que estaban celebrando el Año Nuevo", lamentó, según informa la agencia Anatolia.
Turquía ha registrado en el último año varios atentados suicidas reivindicados tanto por Estado Islámico como por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y por el Partido Revolucionario del Pueblo/Frente (DHKP-C), considerados también los dos últimos organizaciones terroristas.
El PKK ha negado, en esta ocasión, que algún grupo o individuo kurdo esté involucrado en el ataque.