Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro presos de Guantánamo serán transferidos a Arabia Saudí en 24 horas, a pesar de la objeción de Trump

El Gobierno de Estados Unidos efectuará el traslado de cuatro presos a Arabia Saudí en las próximas 24 horas, según han confirmado a la cadena estadounidense Fox dos altos cargos del Gobierno.
Si bien sus identidades aún no han sido reveladas, los cuatro traslados serán los primeros del último impulso que realizará el presidente saliente, Barack Obama, en la recta final de su mandato para cerrar de forma paulatina el centro.
Asimismo, el traslado tendrá lugar a pesar de la oposición del que será el próximo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, que este mismo martes pidió que se pusiera fin a este tipo de transferencias desde la cárcel militar que el país posee en la bahía de Guantánamo (Cuba) debido a su extrema peligrosidad.
Fuentes del Pentágono han señalado que las salidas de presos de Guantánamo continuarán pese a las objeciones del magnate republicano.
En la prisión militar todavía quedan 59 detenidos, muchos de los cuales fueron encarcelados sin cargos en su contra o sin celebrarse un juicio durante más de una década, provocando condenas a nivel internacional.
Obama, que se comprometió a enviar a los presos a países que acepten acogerlos, tiene previsto trasladar a una veintena de ellos antes de que Trump asuma el cargo, algo que hará el próximo 20 de enero, dentro de algo más de dos semanas.
La última vez que Arabia Saudí recibió presos de Guantánamo tuvo lugar el pasado mes de abril, cuando Estados Unidos envió nueve presos yemeníes, entre ellos un interno en huelga de hambre desde 2007, Tariq Ba Odah.
Este fue el grupo más numeroso que había salido de Guantánamo desde que Obama anunció en febrero su plan para cerrar la prisión, si bien en agosto Washington anunció el traslado de otros 15 reclusos, destinados a Emiratos Árabes Unidos.