Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secuestrador de la niña española pertenecía a una extraña secta religiosa

Grober Morales pertenecía a una extraña secta religiosa fundada en Perú y con miles de seguidores en toda América Latina. También aquí, en España, donde Grober había asistido a varias de sus reuniones. Al parecer, los miembros de esta asociación van ascendiendo de posición en función de una serie de requisitos. Lo cuenta el Guardia Civil que acompañó a la pequeña, una vez liberada, en su viaje de vuelta a España. Quizá por eso Grober decidió secuestrar a la pequeña de tan sólo 9 años y llevársela a la selva boliviana. Aunque el pastor de la congregación en Madrid lo niega.