Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento griego decide sobre el plan de rescate de Tsipras

El Gobierno de Alexis Tsipras ha hecho llegar antes de que acabara el plazo su propuesta a los acreedores de cara a lograr un tercer rescate para Grecia, que podría pactarse en la cumbre extraordinaria de este domingo en Bruselas. El Ejecutivo griego remitirá la propuesta al Parlamento con el fin de que sea aprobada con procedimientos de emergancia y se autorice así al Gobierno a negociar.

El primero en recibir la propuesta ha sido el presidente del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, según ha anunciado en Twitter su portavoz. Desde la Comisión Europea, el jefe de gabinete de su presidente, Jean-Claude Juncker, había indicado que no se había recibido formalmente sino que había llegado un documento sin firmar.
Minutos más tarde el jefe de gabinete de Juncker, Martin Selmayr, aclaraba: "Ahora recibida. Firmada. Las tres institucionales la estudiarán ahora".
El eurogrupo se reunirá a partir de las 15:00 horas de este sábado en Bruselas para estudiar las propuestas y la evaluación que han encargado a la Comisión Europea sobre la sostenibilidad del a deuda griega, así como las necesidades financieras del país.
Si el eurogrupo concluye que se cumplen los criterios para un tercer rescate, los líderes de la UE validarán el acuerdo en la cumbre extraordinaria prevista para el domingo. Si no hay acuerdo, los jefes de Estado y de Gobierno estudiarán "otros escenarios", lo que incluiría una posible salida de Grecia del euro.
VOTO EN EL PARLAMENTO
Por otra parte, el Gobierno griego también prevé remitir esta misma noche al Parlamento su propuesta, con el fin de que mañana mismo sea aprobada mediante procedimientos de emergencia y se autorice así al Ejecutivo a negociar con los acreedores, ha informado la agencia griega ANA-MPA. Una vez concluida la negociación, lo acordado también deberá ser refrendado por el Parlamento, convirtiéndose en ley.
Según las fuentes consultadas por la agencia, el objetivo de remitir la propuesta al Parlamento es enviar un mensaje de que el Gobierno cuenta con un respaldo para sus discusión inicial con el eurogrupo.
En cuanto al documento, las fuentes han señalado que el Gobierno considera que su propuesta responde al mensaje dado por los griegos en el referéndum del pasado domingo, en el que se impuso el 'no' a la propuesta hecha por los acreedores.
Además, en el Ejecutivo heleno consideran que la propuesta, que incluye algunos puntos difíciles, le permitirá alcanzar un compromiso honorable con sus socios europeos que permita resolver algunos de los problemas que enfrenta la economía griega.
Según el diario 'Kathimerini', el paquete de reformas y medidas que el Gobierno griego se compromete a adoptar de forma inmediata a cambio de un nuevo rescate ha sido finalizado durante un encuentro esta mañana entre Tsipras, el viceprimer ministro, Yiannis Dragasakis, el nuevo ministro de Finanzas, Euclid Tsakalotos, y el ministro de Economía, Giorgos Stathakis.
TSIPRAS QUIERE LLEGAR A UN ACUERDO
A continuación, las propuestas han sido presentadas al conjunto del gabinete. Durante la reunión, según las fuentes consultadas por este diario, Tsipras ha dejado claro a sus ministros que quiere llegar a un acuerdo con los acreedores.
Fuentes en Bruselas han indicado a 'Kathimerini' que si el eurogrupo considera que las propuestas no son satisfactorias las rechazará inmediatamente, ya que son varios los países miembros que han perdido la paciencia con Grecia.
Está previsto que las instituciones estudien durante este viernes la propuesta de Atenas, con el fin de presentar un informe el sábado a los ministros de Finanzas del eurogrupo, que se reúnen el sábado, que a su vez harán una recomendación a los líderes de la zona euro de cara a la cumbre del domingo.
Si ha perspectivas de que progrese el acuerdo, tendrá que tomarse una decisión sobre cómo se financiará Grecia en las próximas semanas, ya que es improbable que haya ningún desembolso al menos durante un mes. Además, el 20 de julio vence el plazo para la devolución de 3.700 euros al BCE, mientras que Grecia deberá pagar el lunes 350 millones de euros al FMI, al que ya debe 1.600 millones.
En otro orden de cosas, Nueva Democracia, el principal partido de oposición conservador, ha enviado este jueves una delegación a Bruselas para reunirse con Juncker, mientras que el líder del centrista To Potami, Stavros Theodorakis, tiene previsto reunirse con él el viernes. Ambas visitas buscan garantizar a las autoridades europeas de que la oposición apoyará las propuestas en el Parlamento griego.