Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia gastará más de 600 millones de euros por la crisis de refugiados

Campo de refugiados de Idomenicuatro.com

Las autoridades griegas gastarán más de los 600 millones de euros inicialmente previstos conforme más y más refugiados se vean obligados a permanecer en el país con el paso del tiempo, según ha reconocido el gobernador del Banco de Grecia, Yanis Stournaras en una entrevista al diario italiano 'Il Sole 24 Ore'.

"Este cálculo se hizo sobre la presunción de que Grecia era sólo un país de tránsito, pero si ahora vamos a tener que dar cabida a un gran número de refugiados de esta previsión tendrá que volver a calcularse", explicó al medio italiano.
Ahora mismo más de 41.000 refugiados e inmigrantes se encuentran atrapados en Grecia por el cierre de las fronteras a los Balcanes y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ya ha avanzado que el país necesitará ayuda internacional para gestionar esta crisis.
"La crisis de refugiados crea problemas significaivos para la economía y el crecimiento griegos", ha destacado el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, en declaraciones a la prensa tras reunirse con el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, en Atenas.
"Grecia necesita recibir apoyo sustancial para abordar este nuevo reto. Ningún país solo puede abordar este reto por su cuenta", ha declarado.
Gurría prevé que la economía griega no creza este año pero sí lo haga entre el 1,9 y el 2 por ciento en 2017. Además, ha advertido de que solo mediante reformas el país podrá salir de la crisis de deuda.
Tsipras, que dijo la semana pasada que no quiere vincular la crisis migratoria con las negociaciones sobre los objetivos del rescate y el alivio de deuda, también ha advertido de que la crisis migratoria tendrá un impacto fiscal.