Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Última oportunidad para Tsipras en Bruselas

Grecia afronta su enésima jornada clave en Bruselas. Primero el nuevo ministro de finanzas griego, Euclides Tsakalotos, se estrena en la reunión del Eurogrupo. Después se celebrará la cumbre extraordinaria de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión en la que Alexis Tsipras ha de presentar una propuesta que convenza a sus acreedores. De lo contrario, el BCE podría precipitar la bancarrota del país.

Después de la dimisión de Yanis Varoufakis, el nuevo ministro de finanzas griego, Euclides Tsakalotos se estrena en la reunión del Eurogrupo que se celebra esta mañana.
Por la tarde, Alexis Tsipras se la juega en la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea. Es la última oportunidad que tiene el primer ministro griego de poner encima de la mesa una propuesta convincente. De lo contrario, el BCE podría cerrar el grifo y precipitar la bancarrota de un país en el que estaba previsto que se reabrieran los bancos este mismo martes. Pero, finalmente, el Gobierno extiende el corralito, al menos, hasta el jueves.
El BCE mantiene la liquidez
Por el momento, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que mantendrá la línea de asistencia de liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) a los bancos griegos en los niveles fijados el pasado 26 de junio, es decir, con techo de 89.000 millones de euros, pero eleva las garantías exigidas.
Esta liquidez "sólo podrá ofrecer a cambio de suficientes colaterales", según ha advertido el BCE en un comunicado, en el que también subraya que el consejo de gobierno del banco europeo "vigilará estrechamente" la situación en los mercados financieros y su potencial implicación en las políticas monetarias y el balance de riesgos para la estabilidad de los precios en la eurozona.