Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Gobierno griego pide flexibilidad a Europa

El nuevo Gobierno griego pide flexibilidad a Europacuatro.com

El Gobierno heleno busca una relajación en las medidas de austeridad

El programa de gobierno pactado por Nueva Democracia, el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) e Izquierda Democrática incluye relajar parte de las estrictas medidas de austeridad impuestas a cambio del rescate internacional a Grecia.
En concreto, el Gobierno encabezado por el primer ministro Antonis Samaras prevé una bajada del IVA (ahora en el 23 por ciento) en restauración y agricultura y elevar los ingresos mínimos para pagar impuestos directos.
También defiende la ampliación de uno a dos años la prestación por desempleo, subsidios para los más necesitados y la congelación del programa de despidos de funcionarios. En cuanto al déficit, incluye una ampliación de dos años en el plazo para cumplir los máximos de déficit público, previsto en el 2,1 para 2014 según los compromisos vigentes. En 2011 el déficit fue del 9,3 por ciento del PIB.
"El objetivo general es que no haya más reducciones en salarios y pensiones ni más impuestos", indica el documento, que incluye una revisión en función de la negociación colectiva del salario mínimo, reducido en un 22 por ciento el pasado mes de febrero (de 751,39 a 586 euros) en el marco de la negociación del segundo rescate griego.
El texto prevé además la recapitalización del quinto mayor banco del país, ATEbank, un banco agrario público, cuya liquidación podría haber pedido la UE, y un programa de 6.000 millones de euros para pagos a acreedores de la administración.
Esta propuesta sufrirá un drástico examen durante la próxima Cumbre europea, que tendrá lugar los días 28 y 29 de junio, pero aún antes, este mismo lunes, los inspectores de los prestamistas internacionales --UE, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional-- visitarán Atenas.