Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras ante el acuerdo inminente: "La pelota está en el tejado de los líderes europeos"

Europa respira más aliviada porque, esta vez sí, el acuerdo entre Grecia y sus acreedores podría ser inminente tras cinco meses de negociaciones fallidas. Alexis Tsipras ha dado un paso al frente en Bruselas con un nuevo programa, un ajuste de 8.000 millones de euros en dos años que incluye reformar la jubilación y subir impuestos. El primer ministro griego ha celebrado que su última propuesta haya sido aceptada por la Troika como base de las negociaciones, “la pelota está ahora en el tejado de los líderes europeos”, ha dicho.

Tras cinco meses de negociaciones fallidas y de incertidumbres Alexis Tsipras ha cedido para evitar la quiebra de su país. El primer ministro griego ha presentado un nuevo programa que incluye un ajuste de 8.000 millones entre este año y el próximo. Acepta reformar la jubilación sin tocar las pensiones más bajas, pero  retrasando la edad de jubilación y limitando drásticamente las prejubilaciones,  y subir impuestos: el IVA superreucido de muchos productos, aunque manteniendo el de la energía.
Tras terminar el Consejo Extraordinario de la Eurozona Tsipras dejaba claro que "la pelota está ahora sobre el tejado de los líderes europeos".
El primer ministro heleno ha asegurado que su propuesta protege los salarios y las pensiones y que su objetivo es lograr un acuerdo que garantice la "necesidades de financiación" del país, la justicia social y la sostenibilidad de la deuda. La solución, ha dicho Tsipras, debe además ir acompañada de un "paquete de desarrollo" para Grecia.
Respuesta positiva unánime
La respuesta de las instituciones a este plan ha sido unánime, lo han calificado de realista, completo y que supone un paso adelante en las negociaciones.
Un plan que ha cambiado el tono de la negociación entre Grecia y sus acreedores. La canciller alemana Angel Merkel ha dicho que aún hay tiempo para el acuerdo.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, organismo al que Grecia debe pagar 1.500 millones de euros en una semana, aseguraba que el programa es el más amplio y detallado que han visto hasta ahora. Pero añadía que queda mucho trabajo por hacer en las próximas 48 horas, antes de la cumbre del próximo jueves.
El presidente de la Comisión Europea, Jea-Claude Juncker decía confiado que el acuerdo está más cerca que nunca.