Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reunión entre Tsipras y Juncker termina sin acuerdo sobre el rescate

La reunión entre Tsipras y  Juncker: Muchas risas y pocas nuecesReuters

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, y el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, han vuelto a reunirse este jueves para tratar de desbloquear las negociaciones sobre el rescate griego, pero el encuentro, que ha durado algo más de dos horas, ha concluido sin acuerdo. Los acreedores de Grecia han exigido al nuevo Gobierno de Syriza un plan completo de reformas a cambio de desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate.

"Seguiremos trabajando para llegar a un acuerdo", ha dicho Tsipras en una breve declaración ante la prensa al término de la reunión, que se ha celebrado tras la cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
"Estamos trabajando para resolver las diferencias que quedan, y en especial las diferencias por la que se refiere a la cuestión fiscal y financiera. Y estamos trabajando para llegar a un acuerdo que garantice que Grecia se recupere con cohesión social y una deuda pública viable", ha agregado el primer ministro griego.
Por su parte, Juncker se ha limitado a decir que su reunión con Tsipras ha sido "importante, interesante y amigable".
El encuentro ha permitido al menos recomponer las relaciones entre los dos dirigentes, que se habían deteriorado en los últimos días debido a la última contraoferta presentada por Atenas en materia de reformas.
La Comisión consideró que estas propuestas eran insuficientes y no respondían a los compromisos asumidos por Tsipras con Juncker en la reunión que celebraron la semana pasada.
El primer ministro griego ha aprovechado la cumbre para reunirse también con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, con los que se comprometió a intensificar las negociaciones con la troika sobre las reformas.
También se ha entrevistado con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que este jueves le ha pedido que sea "realista" porque "no hay más tiempo para regatear" ya que a su juicio debe adoptarse una decisión en el Eurogrupo del 18 de junio.
Los acreedores de Grecia han exigido al nuevo Gobierno de Syriza un plan completo de reformas a cambio de desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate. Sin este dinero, Atenas podría suspender pagos en las próximas semanas y verse abocado a salir del euro. Los principales escollos para el acuerdo siguen siendo la reforma del IVA, la subida de las pensiones y los objetivos de superávit presupuestario.