Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gran Rabinado de Israel, obligado a publicar una lista negra de 160 rabinos en la diáspora

El Gran Rabinado de Israel ha sido obligado a publicar una lista de 160 rabinos en el extranjero, algunos de ellos cercanos a figuras políticas como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, a los que ha prohibido actuar como garantes de las conversiones al judaísmo, en un nuevo episodio del conflicto abierto sobre los requisitos de conversión.
La lista ha sido publicada a la fuerza después de que la organización religiosa Itim presentara una moción en virtud de la ley para la Libertad de Información con el objetivo de esclarecer los criterios por los que el rabinado acepta las credenciales de los rabinos de la diáspora, bajo la sospecha de que la autoridad religiosa israelí quiere erigirse como única capacitada para declarar conversiones.
Entre los 160 rabinos rechazados se encuentran, por ejemplo, el rabino Yehoshua Pass, fundador de la ONG Nefesh B'Nefesh, que gestiona el retorno de la diáspora a Israel o el líder religioso canadiense Adam Scheier, próximo al Gobierno de Trudeau.
"Esta lista es una auténtica vergüenza que demuestra la actitud del rabinado hacia la diáspora", ha lamentado el director de Itim y también rabino, Seth Farber, en declaraciones al diario 'The Jerusalem Post'.
"Me pregunto quién ha decidido que un rabino en el extranjero no es aceptable y que los miembros de su comunidad no pueden ser judíos. Están creando un abismo entre la diáspora y el Estado de Israel. Están intentando convertirse en la autoridad global exclusiva para el Judaísmo", ha advertido.