Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno confirma que ha habido reuniones preparatorias con la MUD para instaurar el diálogo

El alcalde del municipio caraqueño de Libertador, el 'chavista' Jorge Rodríguez, ha confirmado este martes que el Gobierno y la Mesa de Unidad Democrática (MUD) han celebrado dos reuniones preparatorias con miras a instaurar de una vez por todas un diálogo político en Venezuela.
Rodríguez ha detallado que en estos encuentros han participado cuatro representantes por cada bando. "Debo decir que las personas designadas por el presidente Nicolás Maduro son Delcy Rodríguez, Roy Chaderton, Elías Jaua y yo", ha dicho, según informa la prensa local.
El dirigente oficialista ha subrayado que el Gobierno "ha mantenido la palabra" y que ha sido la MUD, por boca del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, el que ha revelado esta información. "La oposición solicitó que esas reuniones se mantengan en secreto", ha explicado.
Ramos Allup reveló recientemente que se había producido un acercamiento entre el Gobierno y la coalición opositora para intentar relanzar un diálogo que permita superar la crisis política, económica y social que sufre la nación caribeña.
El diálogo cuenta la mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que actúa a través del trío de ex presidentes formado por el español José Luis Rodríguez Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha anunciado este fin de semana que ha invitado al jefe de UNASUR, Ernesto Samper, a visitar el país para "facilitar las tareas de diálogo". "Lo cortés no quita lo valiente", señaló.
La crisis política en Venezuela se agravó con la victoria de MUD en las elecciones parlamentarias celebradas el pasado 6 de diciembre, que dieron lugar a una cohabitación inédita en el país, con el 'chavismo' en el Gobierno y la oposición en el Congreso.
Desde que la nueva Asamblea Nacional comenzara su andadura, el pasado 5 de enero, Maduro ha vetado numerosas iniciativas legislativas, incluida la Ley de Amnistía, con el apoyo del Tribunal Supremo, al que la Constitución encarga la tarea de dirimir los conflictos institucionales.
Ante esta situación de parálisis, la MUD ha activado el mecanismo constitucional para celebrar un referéndum con el que los venezolanos decidan si revocar o no el mandato presidencial de Maduro antes de que expire oficialmente, en 2019.