Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno prorroga otros tres meses el estado de emergencia en Turquía

El Gobierno de Turquía ha anunciado este martes su decisión de prorrogar otros tres meses el estado de emergencia declarado a raíz del fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio, aunque todavía debe recibir el visto bueno del Parlamento.
El viceprimer ministro, Numan Kurtulmus, ha explicado en una rueda de prensa que el Gobierno ha celebrado este martes una reunión en la que ha decidido extender el estado de emergencia, que expiraba el próximo 19 de enero, otros 90 días.
Kurtulmus ha esgrimido que los simpatizantes del influyente clérigo Fetulá Gulen --a los que el Gobierno se refiere como miembros de la Organización Terrorista Fetulá (FETO)-- aún están presentes en las instituciones turcas.
"La limpieza en el Estado de los elementos de FETO todavía no se ha completado y necesitamos que el estado de emergencia se aplique hasta limpiarlo de FETO y otros grupos terroristas", ha dicho Kurtulmus, según informa la agencia de noticias Anatolia.
Por su parte, el primer ministro, Binali Yildirim, ha avanzado que la votación en el Parlamento, dominado por el gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), se celebrará esta misma semana. Se espera que apruebe sin complicaciones dicha extensión.
El estado de emergencia se declaró el 20 de julio y, según la Constitución, solo puede estar vigente seis meses, aunque admite prórrogas. Su aplicación suspende ciertos derechos y libertades fundamentales y la ampliación de los poderes ejecutivos.
Tras la asonada militar, el Gobierno presidido por Recep Tayyip Erdogan puso en marcha una purga con la que ha despedido a miles de empleados públicos y ha detenido a miles de trabajadores tanto en el sector público como en el privado, incluidos periodistas.