Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno griego promete relanzar una radiotelevisión pública más pequeña

Los sindicatos griegos han convocado para mañana una huelga de 24 horas a fin de protestar por el cierre de la radiotelevisión estatal griega, al mismo tiempo que el Gobierno ha prometido este miércoles relanzar una radiotelevisión pública más pequeña en las próximas semanas.

Los periodistas de la cadena, que el martes por la tarde ocuparon la sede de la ERT, han comenzado una huelga indefinida en protesta por su cierre, y los distintos canales se están limitando a reponer documentales. Por otra parte, el personal del canal estatal clausurado NET han continuado emitiendo a través de Internet sin el consentimiento del Gobierno.
El sindicato de los periodistas ha informado de que mañana comenzará una huelga en los periódicos y en los medios de comunicación escritos. "La huelga sólo terminará cuando el Gobierno se retracte de este Golpe de Estado que ha silenciado la información", ha afirmado el sindicato.
"Queremos mostrar nuestra solidaridad con los trabajadores de la televisión y protestar contra estas reformas inaceptables del sector público que los prestamistas han solicitado", ha declarado el secretario general del sindicato del sector público ADEDY, Ilias Ilipoulos. Un miembro del sindicato del sector privado GSEE, el mayor del país, ha confirmado que el sindicato se unirá a la huelga.
ERT dejó de emitir su programación pocas horas después de que el Gobierno anunciara su decisión el martes. El portavoz del Gobierno, Simos Kedikoglou, ha señalado que el fin de las emisiones se produjo a las pocas horas del anuncio por temor a que los trabajadores pudieran dañar equipamiento estatal.
Kedikoglou ha afirmado que el cierre de ERT se decidió hace seis semanas y que no tiene nada que ver con el hecho de que el Gobierno griego no lograra vender la empresa de gas estatal DEPA o con la visita a Atenas de los prestamistas del Fondo Monetario Internacional y de la Unión Europea.  
Para cumplir con los requisitos que le impone la 'troika' --la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--, el Ejecutivo griego debe despedir a 2.000 funcionarios antes de que acabe este año y a otros 15.000 durante 2014.
El portavoz del Gobierno griego ha asegurado que dentro de unas pocas semanas o, como muy tarde, a finales de otoño se relanzará una versión reducida de la actual ERT, "una radio y una televisión más moderna". "No cerramos ERT, suspendemos temporalmente sus operaciones para arreglarla y hacerla funcionar de manera saludable", ha concluido.