Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno turco arresta a más periodistas opositores por su supuesta participación en el golpe de Estado

Un tribunal turco ha formalizado este sábado la detención de dos periodistas del diario 'Sozcu', crítico del presidente, Recep Tayyip Erdogan, por su supuesta participación en el fallido golpe de Estado de 2016, según ha informado el propio medio.
Se trata de Mediha Olgun, editora web del diario, y del delegado en la provincia de Esmirna, Gokmen Ulu, quienes han pasado ya a disposición judicial después de su arresto la semana pasada junto al propietario del medio y otra empleada más, la directora financiera Yonca Yucecaleli, que ha sido puesta en libertad..
A todos se les acusa de actuar a las órdenes del clérigo Fetulá Gulen, a quien Erdogan señala como gran organizador del fallido golpe. Gulen vive exiliado en Estados Unidos, que no encuentra motivos de peso para su deportación.
Concretamente, los dos periodistas encarcelados han sido acusados de "ayudar y facilitar la labor" de la llamada Organización Terrorista Gulenista (o FETO) "aunque no formen parte de su estructura jerárquica".
Estos arrestos se enmarcan dentro de la purga ejecutada por el Gobierno turco, que ha cesado o encarcelado a miles de periodistas, jueces, abogados y funcionarios por su supuesta relación con Gulen. Sin ir más lejos, las detenciones de la semana pasada tuvieron lugar después del arresto del editor de Cumhurriyet, la edición digital de uno de los medios más importantes del país.
.
The Turkish authorities call Gulen's network, which it labels a terrorist organisation, the "Gulenist Terror Organization (FETO)".
Sozcu's financial director, Yonca Yucekaleli, was freed late on Friday. The paper's owner, who is abroad and whose house was searched last week, was charged with having "extensive ties" with firms shut down after coup investigations, Anadolu said.
Anadolu said a story and photographs in the paper revealing where Erdogan was spending his vacation a day before the coup, and a crossword puzzle with the president's name hidden in it, were specifically checked as part of the investigation.
Besides the media crackdown, Turkey has also suspended or dismissed more than 150,000 judges, teachers, police and civil servants and has arrested nearly 50,000 others suspected of links to the Gulen movement.
While Turkish officials say the purges are necessary due to the gravity of the coup attempt which killed 240 people, critics in Turkey and abroad say Erdogan is using the coup as a pretext to muzzle dissent and purge opponents.