Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno acusa a la oposición de "amparar" el ataque en helicóptero contra el TSJ

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Samuel Moncada, ha criticado a la oposición del país por no haber condenado el ataque que tuvo lugar el martes desde un helicóptero contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio de Interior en Caracas y la ha acusado de "amparar la acción terrorista".
En una alocución difundida en las redes sociales, Moncada ha asegurado que el piloto que reivindicó la acción, Óscar Pérez, "dice que actúa en nombre de la oposición interna, de los venezolanos que dicen que representan al pueblo y la libertad".
Sin embargo, Moncada ha explicado que no ha "visto" la "condena" por parte de la oposición. En concreto, se ha referido al opositor Henry Ramos Allup, expresidente de la Asamblea, quien en en su cuenta oficial de la red social Twitter publicó un comentario en el que decía que era "inútil sobrevolar el edificio del TSJ".
"Magistrados y magistradas, roedores, (estaban) refugiados a salvo en las cloacas, albañales y diversas madrigueras", escribió después.
"Primero, no lo condena. Y segundo, parece que lo estuviera condenando porque no tuvo el efecto deseado. (Como si quisiera decir) ojalá hubieran tirado muchas más granadas, ojalá hubiera explotado el edificio", ha lamentado.
Por último, el canciller ha acusado a Ramos Allup de sugerir que lo que el ataque le pareció inútil "porque no logró el objetivo", actitud que muestra, en sus palabras, que "ampara la acción terrorista".
El martes, un helicóptero robado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CIPC) atacó las sedes del TSJ y del Ministerio del Interior en Caracas en un incidente que el presidente, Nicolás Maduro, calificó de "ataque terrorista".
Sin embargo, la oposición ha indicado que podría ser una distracción para desviar la atención del asalto que de forma simultánea tuvo lugar en el Parlamento, donde varios diputados quedaron encerrados durante unas horas.