Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno y los nacionalistas trabajarán juntos para reformar la Constitución turca

El gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) formará una comisión con el opositor Partido de Acción Nacionalista (MHP) para sacar adelante en el Parlamento la nueva Constitución de Turquía, que otorgará más poder al presidente y recuperará la pena de muerte.
El líder del MHP, Devlet Bahçeli, ha confirmado este martes que el AKP le ha entregado ya el borrador de la reforma constitucional. "Escrutaremos el texto", ha dicho a su grupo parlamentario, explicando que la negociación posterior se realizará en una comisión conjunta, de la que saldrá la propuesta de enmienda.
Bahçeli ha expresado su deseo de que esta cooperación dé resultados "lo antes posible" para que el Parlamento --con 316 diputados del AKP y 40 del MHP, de un total de 550 escaños-- pueda pronunciarse sobre la nueva Carta Magna.
Por su parte, el primer ministro, Binali Yildirim, ha reiterado la intención del Gobierno de llevar la reforma constitucional a un referéndum que se celebrará antes de las próximas elecciones, previstas para 2019, según informa 'Hurriyet'.
Tanto Yildirim como Bahçeli han instado al Partido Republicano de los Pueblos (CHP) a unirse a los esfuerzos para modificar la Norma Fundamental. "Aún hay tiempo, puede coger este tren antes de que parta", ha señalado el primer ministro al líder del CHP, Kemal Kiliçdaroglu.