Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno acusa a tres directivos de un banco francés de filtrar datos para el juicio a 'Teodorín'

Son dos ciudadanos galos y un español y se les ha retirado el pasaporte a la espera de que declaren ante la justicia
El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha acusado este viernes a tres directivos de un banco francés de haber filtrado los datos de cuentas corrientes de clientes de la entidad, incluidos los referidos al vicepresidente del país, Teodoro Nguema Obiang, 'Teodorín', para que sean utilizados en su contra en el proceso judicial que se sigue en Francia.
Los tres directivos del banco Societé Générale en Guinea Ecuatorial (SGBGE) han sido "interpelados" por la justicia ecuatoguineanas por "violar el secreto bancario" y "difundir los extractos y datos de cuentas privadas de sus clientes, "algunos de ellos importantes personalidades y miembros del Gobierno", según ha contado en una nota de prensa el Ejecutivo de Malabo.
"Las autoridades de Guinea Ecuatorial sospechan que estos empleados estaban al servicio de los intereses ocultos de las instituciones Transparencia Internacional y Sherpa, y de la justicia francesa, con el fin de enviar a sus abogados documentación de sus clientes; entre la documentación que habrían transferido estarían los datos bancarios del vicepresidente, S. E. Nguema Obiang Mangue, para que pudieran ser empleados en su contra, en la demanda que Transparencia Internacional y Sherpa mantienen contra él", ha asegurado el Gobierno ecuatoguineano.
En este sentido, el Ejecutivo ha subrayado que este caso es un "nuevo ultraje" por parte de las dos ONG y de "la justicia francesa", que "no dudan en utilizar medios intolerables e ilegítimos, como el espionaje o la violación de datos privados, con el único objetivo de obtener argumentos" para juzgar a 'Teodorín'.
Tras explicar que se les han retirado los pasaportes a la espera de que presten declaración ante la justicia "en los próximos días", el Gobierno ecuatoguineano ha dicho que los tres directivos son los franceses Marlott Pierre Vorles Marie y Frederic Ruiz, director comercial y director de Riesgos de SGBGE, respectivamente, y el director general de la entidad, el español José García Rebollar.
Según el Gobierno de Malabo, los abogados de uno de los clientes afectados por las actividades de estos empleados del SGBGE, "tras interceptar sus operaciones", "han impuesto una querella criminal " contra ellos. "Tras examinar el caso, las autoridades de Guinea Ecuatorial sospechan, además, que estos espías trabajan bajo las órdenes de las instituciones Transparencia Internacional y Sherpa, y con la justicia francesa, para enviarles documentación personal del vicepresidente, Nguema Obiang Mangue, que pudiera ser empleada en la demanda que mantienen contra él", ha explicado.
El Ejecutivo ha asegurado que, tras la demanda, ha retirado los pasaportes a los "tres espías", que "ahora se encuentran a la espera de prestar declaraciones ante la Justicia de Guinea Ecuatorial, en los próximos días".
En su comunicado, el Gobierno de Malabo ha subrayado que "tiene la obligación de denunciar a nivel internacional este nuevo y atroz acto de espionaje" contra las personalidades ecuatoguineanas. "La confidencialidad de los datos bancarios es un derecho internacionalmente reconocido que cualquier entidad, así como sus trabajadores, están obligados a mantener", ha afirmado.
En este sentido, ha hecho hincapié en que "la violación de la documentación privada de datos bancarios de altas personalidades de Guinea Ecuatorial y su transferencia a otras personas e instituciones no solamente es un delito de la máxima gravedad" sino "también un acto de espionaje ilegítimo en el cual se ha vulnerado la confidencialidad bancaria y los principios más trascendentales del derecho bancario".
"Nos resulta evidente que ésta no es la primera vez que este hecho se produce. Tras el descubrimiento realizado, somos conscientes de que estas mismas personas u otras en su lugar se han dedicado a la violación sistemática de las cuentas bancarias de otras altas personalidades de nuestro país, en beneficio de intereses ocultos e inconfesados", ha asegurado el Ejecutivo ecuatoguineano.
El Gobierno de Malabo ha asegurado, además, que el caso de los tres directivos del banco francés es un "escabroso capítulo" que pone de manifiesto "las inaceptables maniobras" realizadas por Transparencia Internacional y Sherpa y "la justicia francesa", que, para demandar a 'Teodorín', "no dudan incluso de recurrir a protocolos delictivos, como es el espionaje".
"El Gobierno de Guinea Ecuatorial, igual que la justicia y todas las instituciones del país, se mantendrán firmes y unidas contra este y todos los intentos de desestabilización procedentes de nuestros enemigos y tomarán las medidas necesarias para defenderse", ha argumentado.
En esta línea, el Gobierno ha dicho que confía en que los responsables de Transparencia Internacional y Sherpa y "cualquier otro actor con participación directa o indirecta en este macabro espionaje" sean convocados para prestar declaración "ante la Justicia de Guinea Ecuatorial como autores y/o coautores intelectuales de este asunto", "si así resulta procedente" para las autoridades judiciales.
"Finalizamos reiterando nuestra denuncia más categórica y nuestra más absoluta repulsa ante este tipo de acciones y hacemos un llamamiento a las autoridades para depurar las responsabilidades de todos los actores que --directamente o indirectamente-- estén implicados en este flagrante delito de espionaje y violación del secreto bancario, con el fin último de crear pruebas manipuladas y falsas para juzgar al vicepresidente de Guinea Ecuatorial", ha concluido.