Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno colombiano rechaza que el dinero de las FARC pueda ser utilizado para su campaña política

El ministro de Justicia del Gobierno colombiano, Enrique Gil Botero, ha asegurado que el dinero de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se dedicará "prioritariamente para las víctimas" y ha rechazado así que pueda ser usado en la campaña electoral del partido que lance la guerrilla.
"El dinero de las FARC es prioritariamente para las víctimas. Todos los bienes que entreguen las FARC irán para la reparación a las víctimas y después para los aspectos económicos que se pactaron en La Habana", ha subrayado.
Gil Botero responde así al fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien advirtió de la posibilidad de que este dinero se use con fines electorales.
El ministro de Justicia ha recordado que el dinero que entreguen las FARC servirá para reparar a las víctimas, pero podría ser usado para el sostenimiento temporal de los excombatientes en dos casos: para la renta básica de dos millones de pesos y para la seguridad social de los excombatientes.
"El dinero no va a servir en ningún momento para hacer un lavado de activos porque el Gobierno recibe el listado de bienes y el Gobierno decide cómo se usa. Los bienes reportados quedan a disposición del fiscal y podrá haber extinción, no se podrá hacer blanqueamiento de capital", ha asegurado.
El acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las FARC el año pasado permite a la guerrilla participar en política pero solo después de que haya completado su desarme, un proceso ya iniciado.
Entonces, las FARC podrán iniciar las gestiones para convertirse en partido político con el objetivo de participar por primera vez en unas elecciones en las parlamentarias y presidenciales que se celebrarán el próximo año.