Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno colombiano y el ELN inician su tercera ronda de diálogo con la vista puesta en un alto el fuego

El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) han iniciado este lunes en Ecuador la tercera ronda de negociaciones de paz, en la que las partes esperan avanzar en un alto el fuego que permita consolidar el diálogo de cara a un acuerdo final.
La delegación gubernamental ha destacado en Twitter que el "objetivo central" de este tercer ciclo será avanzar en dicha tregua, algo que el jefe negociador del Ejecutivo, Juan Camilo Restrepo, ha querido reafirmar defendiendo que su equipo acude "con la mejor disposición".
"Pero que quede en claro para que no haya duda ninguna: solo si el ELN desmonta hostilidades contra sociedad civil podrá haber cese al fuego", ha advertido Restrepo.
La guerrilla también confía en dar pasos para lograr "un apaciguamiento del conflicto armado" y "aliviar la situación humanitaria de las comunidades en las zonas de mayor confrontación", por lo que ha instado en un comunicado a aprovechar esta "oportunidad histórica".
El Gobierno ecuatoriano, anfitrión de estas negociaciones, ha reiterado su disposición a contribuir para lograr "avances significativos en la búsqueda de una paz completa en Colombia", en palabras de un portavoz del Ministerio de Exteriores, Juan Meriguet.
Este tercer ciclo de ciálogo, en el que las partes también prevén avanzar en el punto primero de la agenda --'Participación de la sociedad--, concluirá en principio en la primera semana de septiembre, coincidiendo con la llegada a Colombia del Papa Francisco.
Las dos partes buscan cerrar un pacto similar al que selló el Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que en junio entregaron definitivamente las armas para poner fin al conflicto interno más antiguo de América Latina. El ELN cuenta actualmente con unos 2.000 integrantes.