Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno británico asume que necesitará aprobar una ley para iniciar el 'Brexit' si no prospera su recurso

El ministro británico para el 'Brexit', David Davis, ha admitido que la aplicación de la sentencia dictada este jueves por el Tribunal Superior de Londres implicará que hará falta una ley para iniciar el proceso de ruptura de la UE, lo que podría retrasar más aún el calendario previsto.
El fallo implica que el Gobierno de Theresa May no podrá invocar por su cuenta el artículo 50 del Tratado de Lisboa y sitúa la pelota en el tejado del Parlamento, tal como reclamaba la oposición. El Ejecutivo, no obstante, ha anunciado que recurrirá.
Davis, designado precisamente para coordinar todo el proceso, ha admitido en declaraciones a la BBC que, si finalmente la sentencia es firme, hará falta que las dos cámaras parlamentarias aprueben una ley específica. En este sentido, ha admitido que llevará más tiempo que una simple resolución, lo que pone en entredicho que pueda iniciarse el proceso antes de finales de marzo.
El ministro ha subrayado que el Gobierno lo único que quiere es lograr el "mejor acuerdo" para Reino Unido, seguir el "mandato" dictado el 23 de junio por una mayoría de ciudadanos. "Fue una decisión del pueblo, adoptada después de que los Comunes, por seis votos a uno, diesen la palabra a la ciudadanía", ha argumentado.