Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Sudán y el principal grupo rebelde de Darfur firman un acuerdo de paz

El Gobierno de Sudán y el principal grupo rebelde de la región de Darfur, Segunda Revolución para la Liberación de Sudán (SRLS), han firmado este lunes un acuerdo de paz en la capital de Qatar, Doha.
La ceremonia ha contado con la presencia del asesor presidencial Musa Mohamed Ahmed, del viceprimer ministro qatarí Ahmad bin Abdulá al Mahmud, y del jefe de la Operación Híbrida de la Unión Africana y Naciones Unidas en Darfur (UANMID), Jeremiah Nyamane Kingsley Mamabolo.
El presidente del SRLS, Abu al Qasim Imam, ha descrito la firma del acuerdo como "una victoria para el deseo de paz sobre la agenda de la guerra", según ha informado el diario local 'Sudan Tribune'. Asimismo, ha pedido a otros grupos rebeldes que se sumen al proceso de paz.
El jueves, el jefe de la oficina gubernamental para la paz en Darfur, Magdy Jalafalla, apuntó que el pacto con el SRLS se añadirá al acuerdo de paz marco que el Gobierno de Omar Hasán al Bashir ofreció en 2011 a los rebeldes de Darfur, al que sólo se sumaron unos pocos grupos armados.
"La inclusión de este movimiento ampliará la zona que disfruta de paz en Darfur, especialmente en las montañas de Marra. Confiamos en que durante el próximo periodo haya mayores avances en el proceso de paz en Darfur", dijo.
La firma del acuerdo llega días después de que el Gobierno decidiera prorrogar seis meses el alto el fuego unilateral declarado en junio de 2016 para todas las zonas en conflicto, incluida Darfur. El pasado octubre varios grupos armados también extendieron la tregua unilateral vigente desde un año antes.
La prórroga del alto el fuego por parte del Gobierno de Al Bashir es una respuesta a las medidas anunciadas por Estados Unidos para retirar parte de las sanciones comerciales impuestas a Sudán como compensación por su apoyo a la lucha antiterrorista.
Las sanciones, impuestas durante la Administración de Bill Clinton, en 1997, serán derogadas en un plazo de 180 días, según la Casa Blanca para alentar al Gobierno sudanés a incrementar en este tiempo su lucha antiterrorista y mejorar su comportamiento en materia de Derechos Humanos.
La guerra en Darfur comenzó en 2003 cuando las tribus no árabes tomaron las armas para denunciar la marginalización de este territorio. El Gobierno envió a las comunidades árabes a reprimir la revuelta desatando un conflicto que ha dejado 300.000 muertos y por el que Al Bashir está perseguido en el Tribunal Penal Internacional (TPI).