Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno y FARC se reunirán para superar las diferencias de interpretación sobre el acuerdo

El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, ha revelado este martes que el Ejecutivo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) volverán a reunirse tras la firma del acuerdo de paz para resolver sus diferencias en torno a la interpretación del mismo.
En una entrevista concedida a Blu Radio, De la Calle ha explicado que, por ejemplo, "hay una discusión que han planteado las FARC sobre el tema de la amnistía", que solo se concederá a quienes hayan cometido delitos políticos o conexos.
"Ayer fugazmente las FARC me dijeron que ellos se basan en una interpretación que tienen sobre la sentencia sobre la Corte Constitucional. Nos vamos a sentar a oír cuál es esa interpretación", ha indicado De la Calle.
La cuestión de la amnistía es una de las que, si bien queda apuntada en el acuerdo de paz, debe precisarse en un desarrollo legislativo posterior. En este caso, el Congreso deberá determinar qué entiende por delitos conexos.
De la Calle ha aclarado que las discusiones se centrarán solamente en temas interpretativos, subrayando que el acuerdo de paz está cerrado. "Lo que sigue es un proceso de implementación que implica decisiones de las FARC y del Gobierno a nivel administrativo", ha puntualizado.
El Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC firmaron el lunes en Cartagena un acuerdo de paz de 297 páginas que tardaron casi cuatro años en negociar para acabar con el conflicto armado más longevo del hemisferio occidental, con más de ocho millones de víctimas.
El acuerdo todavía debe pasar el examen de los colombianos en el plebiscito que se celebrará este domingo para que la población decida si ratifica o rechaza el acuerdo de paz. Las últimas encuestas publicadas auguran una victoria del 'sí'.