Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno y FARC defienden el borrador de la ley de Amnistía pese a las dudas de HRW

El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han defendido este martes la actual redacción del borrador de la Ley de Amnistía, que se debate ahora en el Congreso, frente a las dudas expresadas por Human Rights Watch (HRW).
"La Ley de Amnistía no debe sufrir modificaciones", ha escrito el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', en su cuenta oficial de Twitter, subrayando que el Congreso no puede hacer cambios en el texto de paz, ya ratificado.
Además, ha advertido de que la pretensión de "cambiar el espíritu" del acuerdo podría formar parte de "una combinación de formas de lucha" contra el proceso de paz. También ha mencionado el asesinato de activistas y el retraso de la puesta en marcha de las zonas en las que deberán concentrarse las FARC.
Por su parte, el ministro de Justicia, Jorge Londoño, ha afirmado que con este proyecto de ley "no habrá impunidad". "No vamos a amnistiar delitos graves. Está claro que los guerrilleros inmersos en estos delitos irán a zonas veredales y los militares a guarniciones", ha sostenido, de acuerdo con Caracol Radio.
El ponente del proyecto de ley, Armando Benedeti, ha apuntado además que las inquietudes expresadas por el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, en una carta publicada el lunes por la prensa colombiana, ya han quedado resueltas con el primer debate parlamentario.
LAS DUDAS DE HRW
En la misiva, Vivanco muestra especial preocupación porque "no parece contener las garantías básicas necesarias para asegurar que los criminales de guerra no puedan eludir la Justicia" y, por el contrario, contiene "ambigüedades" que podrían facilitarlo.
A este respecto, indica que el proyecto de ley usa la expresión "graves crímenes de guerra" para excluir de cualquier amnistía los crímenes que caen bajo la jurisdicción del Tribunal Penal Internacional (TPI), si bien parece establecer un baremo de gravedad por el cual los crímenes 'menores' podrían quedar impunes.
Vivanco señala igualmente que la Ley de Amnistía menciona conductas excluidas de su aplicación que, sin embargo, no figuran como delitos en el derecho penal colombiano, lo cual podría dar lugar a lagunas jurídicas que favorezcan nuevamente la impunidad.
Asimismo, pide que se clarifique el concepto de participación "determinante" en los crímenes del conflicto armado "para garantizar que no se confieran amnistías a combatientes de la guerrilla que tienen una grave responsabilidad penal".
Vivanco también critica el tratamiento especial que se le dará a los agentes del Estado responsables de los crímenes cometidos durante la guerra y en este sentido reclama al Gobierno que no ceda ante "presiones militares".
El jefe regional de HRW carga, en concreto, contra las declaraciones del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, que ha prometido someter a la justicia transicional "a todos los agentes que hayan cometido delitos dentro de los llamados 'falsos positivos'".
"Pareciera que está ignorando su deber de garantizar el avance de las etapas procesales previstas en la legislación ordinaria para la investigación penal de agentes del Estado responsables de atrocidades, lo cual (...) representaría una virtual denegación de justicia para las víctimas", alerta.
Vivanco también plantea dudas sobre el régimen de libertad condicional que se les concederá a los guerrilleros y agentes del Estado que salgan de prisión por virtud de esta Ley de Amnistía, por las condiciones de vigilancia y porque "no establece de forma clara que será revocada si el acusado comete nuevos delitos".