Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno envía al Congreso la ley de amnistía e indulto para los guerrilleros de las FARC

El Gobierno ha enviado este miércoles al Congreso el proyecto de ley de amnistía e indulto para los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la primera iniciativa para materializar el acuerdo de paz.
Los ministros de Justicia e Interior, Jorge Eduardo Londoño y Juan Fernando Cristo, respectivamente han sido los encargados de llevar al Senado el borrador de la Ley de Amnistía, Indulto y Tratamientos Penales Especiales.
Esta ley forma parte de la justicia transicional diseñada por el Gobierno y las FARC. Las partes acordaron que, conforme al Derecho Internacional, se concederán "las más amplias amnistías" e indultos para los responsables de delitos políticos y conexos.
La calificación de delito conexo ha sido uno de los puntos más problemáticos. Gobierno y FARC dejaron abierta su definición para que los jueces decidieran caso por caso. En la segunda ronda de negociaciones, abierta para incluir las propuestas de los críticos, el 'uribismo' pidió que se excluyera el narcotráfico, para que no pueda ser amnistiado, algo que no ha ocurrido, por lo que los parámetros se fijarán en esta ley.
"La dejación de las armas será condición de acceso a la amnistía, que una vez otorgada, podrá ser revocada por solicitud de cualquier autoridad cuando se haya constatado que la persona volvió a delinquir con posterioridad a la firma del acuerdo de paz", explica el Gobierno.
Los crímenes internacionales --crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio-- cometidos por cualquiera de las partes enfrentadas no podrán ser amnistiados ni indultados, según señala expresamente el acuerdo de paz, que recoge así la normativa internacional.
En cuanto a los tratamientos penales especiales, es el equivalente a la amnistía y el indulto para los agentes del Estado implicados en los crímenes de la guerra. El borrador incluye "la cesación del procedimiento y la renuncia a la persecución penal".
PRIMER 'FAST TRACK'
Esta será la primera ley emanada del acuerdo de paz y, como tal, se le aplicará el 'fast track', un trámite parlamentario acelerado que ha recibido el visto bueno de disputados y senadores y el aval de la Corte Constitucional.
El Gobierno confía en que la ley de amnistía quede aprobada antes de que acabe el año. De hecho, el ministro de Justicia ha revelado que las autoridades judiciales ya tienen preparados los primeros cien indultos, a los que se sumarán muchos más en los próximos días.
"Esperamos para muy pronto las primeras excarcelaciones de guerrilleros de las FARC y de colaboradores privados de la libertad por delitos indultables", ha dicho el jefe negociador de la guerrilla, 'Iván Márquez', según informa 'El Espectador'.
Tras la aprobación de la ley de amnistía, el Ejecutivo de Juan Manuel Santos enviará al Congreso el borrador sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, ha revelado que el Ministerio Público trabaja ya en la elaboración de los informes sobre los delitos más graves atribuidos a las FARC.