Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Chipre reconoce que las negociaciones con la 'troika' atraviesan una "fase muy delicada"

Nicos AnastasiadesReuters

El Gobierno de Chipre ha reconocido este domingo que las negociaciones con la 'troika' --la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-- atraviesan una "fase muy delicada" y ha emplazado a continuar las negociaciones, tras once horas, en Bruselas este domingo.

En un comunicado, el Gobierno chipriota remarca que la situación es "muy difícil". Así pues, el presidente, Nicos Anastasiades, viajará a primera hora de este domingo a Bruselas para continuar las negociaciones de las condiciones del rescate financiero en el marco de la reunión extraordinaria del Eurogrupo.
Todo ello con el plazo límite del lunes impuesto por el BCE para que el Gobierno de Chipre y la 'troika' alcancen un acuerdo. En este sentido, el Ejecutivo asegura en el comunicado que los "plazos límites son muy estrechos".
En caso de que no haya un acuerdo, el BCE sostuvo el pasado jueves que cortará el flujo de liquidez que nutre a las entidades financieras chipriotas, lo que podría abocar al país a la bancarrota.
En las horas previas a este comunicado, diversas informaciones apuntaban a un posible acuerdo y a profundas divergencias entre el Gobierno chipriota y la 'troika'. La agencia Reuters, citando a una fuente anónima del Gobierno chipriota, informó de que el Ejecutivo de Chipre y la 'troika' habrían acordado la aplicación de una quita del 20 por ciento a los depósitos superiores a los 100.000 en el Banco de Chipre, la principal entidad bancaria del país.
En cambio, poco después una fuente gubernamental desmentía bajo la condición de anonimato dicho acuerdo a la agencia estatal de noticias, CAN. Las posiciones de ambas partes han permanecido distanciadas debido a la intransigente postura del representante del FMI, quien, según dicha fuente chipriota, establecía "nuevos requisitos cada 30 minutos".