Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Bolivia anuncia que el Transporte Aéreo Militar dejará de operar la próxima semana

Los ministros de Defensa de Bolivia, Reymi Ferreira, y de Obras Públicas, Milton Claros, han anunciado la noche del jueves que el Transporte Aéreo Militar (TAM) dejará de operar desde el próximo viernes, 16 de diciembre, hasta que se convierta en una empresa estatal administrada por civiles.
El Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda de Bolivia ordenó previamente la suspensión de las actividades comerciales del TAM al considerar que se están realizando traslados de pasajeros civiles "sin cumplir con los procedimientos para la vigilancia de la seguridad operacional establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)".
Tras este anuncio, el titular de la cartera de Defensa de Bolivia calificó de precipitada esta decisión señalando que las operaciones continuarán con normalidad porque los procedimientos militares de seguridad son incluso más estrictos que los civiles.
Ahora, en una rueda de prensa conjunta, ambos han anunciado que el TAM dejará de operar hasta que esté reconvertido --por exigencia de la normativa internacional--, si bien han negado que se trate de algún tipo de inseguridad, tanto en sus servicios como en sus naves.
"No son razones de tipo operativo o de seguridad sino básicamente administrativas, legales. Es la decisión que se ha tomado a nivel de Gobierno de adecuar el TAM a una empresa de aviación estatal", ha señalado Ferreira, según declaraciones recogidas por el diario 'El Deber'.
La OACI prohíbe que aerolíneas civiles comerciales estén administradas por militares, por lo que la empresa debe reorganizarse obligatoriamente para cumplir la misma normativa que el resto de compañías.
A pesar de que el Gobierno ha tomado esta decisión diez días después de que un avión de la compañía boliviana LaMia que trasladaba al equipo de fútbol de Brasil Chapecoense se estrellara al sur de Medellín dejando 71 muertos, los ministros han dejado claro que esta orden "no tiene nada que ver con LaMia".