Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Australia confirma que dos de sus ciudadanos murieron en el atentado de Londres

El Gobierno de Australia ha confirmado este miércoles que dos de sus ciudadanos murieron en el atentado que tuvo lugar en la noche del sábado en el centro de Londres en el que murieron siete personas, además de los tres terroristas, si bien ha descartado hacer públicas sus identidades.
En un comunicado, la ministra de Asuntos Exteriores australiana, Julie Bishop, ha trasladado la "profunda tristeza" del Gobierno federal al conocer que "dos australianos han fallecido en el ataque terrorista de Londres".
"Seguimos trabajando con las autoridades británicas que han pedido que esperemos la confirmación oficial de la identidad de las víctimas y a que las familias sean notificadas oficialmente antes de publicar sus nombres", ha señalado, en un breve comunicado publicado en la página web de la cartera de Exteriores.
Asimismo, el Gobierno de Malcolm Turnbull ha señalado que continúa en "estrecho contacto" con las familias de los afectados, que han solicitado "privacidad", por lo que ha pedido a los medios que cumplan esta petición "en un momento tan difícil y angustiante".
La Policía Metropolitana de Londres confirmó previamente durante la jornada del martes que una de las víctimas australianas era Kirsty Boden, enfermera de profesión, procedente de la localidad de Loxton, en la región de Riverland.
En un comunicado difundido en nombre de su familia, sus familiares han señalado que "Kirsty perdió tristemente su vida cuando corrió hacia el peligro con el objetivo de ayudar a la gente del puente".
Entretanto, los amigos y familiares de Sara Zelenak, del estado australiano de Queensland, siguen sin saber nada de la joven, que se encontraba en Londres trabajando como niñera, y que temen que sea la segunda víctima. Según la cadena australiana ABC, a Zelenak, de 21 años, se la vio por última vez huyendo de uno de los terroristas armado con un cuchillo.
El ataque comenzó en torno a las 22.00 horas del sábado (23.00, hora peninsular española). El vehículo de los asaltantes, identificado en principio como una furgoneta blanca, arrolló a varias personas en el puente de Londres. Sólo en ese suceso resultaron heridas al menos 30 personas, según confirmó el servicio de Ambulancias de Londres a través de su cuenta de Twitter.
A continuación, la furgoneta se dirigió al Mercado de Borough, un recinto con varios restaurantes y centros de ocio. Allí, los asaltantes decidieron bajarse del vehículo y apuñalaron a un número todavía indeterminado de personas --aunque la Policía de Londres ha confirmado que hay un agente herido, si bien su vida no corre peligro-- antes de morir a causa de los disparos efectuados por las fuerzas de seguridad.
En total, el ataque duró aproximadamente diez minutos. Los asaltantes, todos hombres, portaban lo que en un primer momento se creía que eran chalecos explosivos, aunque luego se confirmó que eran falsos, según declaraciones del ayudante al comisario de Policía de Londres, Mark Rowley.
El alcalde de Londres, Sadiq Khan, comparecía poco después delante de las cámaras para confirmar que algunos de los heridos se encuentran en estado crítico, por lo que no descarta que la cifra final de fallecidos aumente en las próximas horas.