Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué ocurrió en el vuelo de Germanwings? La caja negra encontrada lo cuenta

10:01 h de la mañana. El avión de Germanwings despega de Barcelona. El capitán habla a los pasajeros. Se disculpa por la media hora de retraso con la que han salido y explica que va a intentar llegar lo antes posible a Dusseldorf. Durante los siguientes 20 minutos, conversa con Andreas Lubitz, el copiloto. Diálogos intrascendentes. Lubitz contesta siempre de forma lacónica, con frases cortas como "Esperemos que sí. Vamos a ver, puede ser, con suerte". Además, en un momento determinado el comandante le dice que en Barcelona no ha podido ir al servicio. Es ahí cuando Lubitz se ofrece a tomar el control del avión en cualquier momento para que pueda ir al baño. Pero el comandante no va. A las 10:27h, el aparato alcanza la altura de crucero de 11.600 metros. En ese momento el comandante ordena al copiloto que prepare todo para el aterrizaje en la ciudad alemana. Comprueba el procedimiento y le dice: "Puede usted ir ahora". Dos minutos más tarde, a las 10:29h el comandante le dice a Lubitz:"Puede tomar el relevo". Segundos después en la grabación de la caja negra se oye cómo un asiento se echa hacia atrás y se abre y se cierra la puerta. Los radares ya detectan el descenso. Durante los siguientes 3 minutos, el aparato comienza a descender. Cien metros, 600 metros. A las 10:32h  los controladores intentan contactar pero no hay respuesta. A la vez, se oye insistentemente la alarma de caída. Y al momento, se escucha un fuerte ruido, como si alguien quisiera abrir la puerta seguido de la voz del comandante que dice: "Por el amor de Dios, abre la puerta". De fondo, los pasajeros gritan. Por ellos, según esta transcripción del diario alemán, las víctimas supieron al menos 5 minutos antes del choque lo que estaba ocurriendo. 10:35h. Más golpes metálicos y muy fuertes contra la puerta.  El Airbus está a 7.000 metros de altura. 10:37h. Otra voz grabada que dice: "Tierra, tierra. Ascender".  El avión ya está a 5.000 metros de altura. Se oye al capitán gritar: "Abre la maldita puerta". Pero un minuto después, a las 10:38h el avión ya va hacia Los Alpes. En la grabación se oye la respiración del copiloto. Callado. A las 10:40h el avión toca con el ala derecha la montaña y de nuevo se oyen los gritos de los pasajeros.