Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Georgieva pacta una baja sin sueldo en Bruselas para defender su candidatura como secretaria general de la ONU

La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Presupuestos y Recursos Humanos, Kristalina Georgieva, dejará temporalmente su cargo en Bruselas para optar en octubre al cargo de secretario general de Naciones Unidas, después de que el Gobierno búlgaro anunciara este miércoles su candidatura.
El presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ha acordado con Georgieva una "ausencia sin sueldo" durante el mes de octubre, para que ésta pueda dedicarse a la campaña para suceder en el cargo a Ban Ki Moon, según ha informado en una rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión, Margaritis Schinas.
El primer ministro búlgaro, Boyko Borissov, y la propia Georgieva han comunicado a Juncker la decisión de concurrir al puesto en Naciones Unidas, después de que la primera opción del Gobierno búlgaro, la directora de la UNESCO Irina Bokova, abandonara la carrera por falta de apoyos en la quinta votación de esta semana.
Juncker ha aceptado la baja solicitada por Georgieva y ha pedido al comisario alemán Günter Oettinger que "asuma temporalmente" las responsabilidades en materia de Presupuestos y de Recursos Humanos que ejercía hasta ahora la búlgara.
Mientras se cumple el proceso para designar al nuevo secretario general de Naciones Unidas, tanto Georgieva como la Comisión se asegurarán de cumplir una "estricta separación" entre su condición de candidata y el trabajo como miembro del Colegio de Comisarios, ha explicado el portavoz Schinas.