Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de Gabinete de Trump no descarta llevar "aún más lejos" las restricciones migratorias

El jefe de Gabinete del presidente estadounidense Donald Trump ha reconocido que la Casa Blanca no descarta "llevar aún más lejos" la orden ejecutiva contra la migración aprobada el pasado viernes por el mandatario norteamericano contra siete países de mayoría musulmana, aunque el número de estados afectados podría ampliarse.
"Presumo que si eres un ciudadano estadounidense que no para de ir y venir de Libia, podrías acabar siendo objeto de aún más interrogatorios", ha declarado Priebus, quien no terminó de aclarar cómo afectará exactamente esta restricción a los poseedores de una Green Card para inmigrantes legales y trabajadores que están cubiertos por los derechos de los que disfrutan todos los americanos, aunque no gocen de doble nacionalidad.
"Es una medida a discreción de las autoridades aduaneras. No digo que esté en la orden, pero la autoridad aduanera tiene la capacidad de realizar preguntas a esta gente", ha hecho saber. Priebus no descartó que otros países más acaben estar sujetos a estas restricciones "a su debido tiempo".
Priebus, antiguo presidente del comité ejecutivo del Partido Republicano y miembro del círculo interno de Trump, estimó que unas 20 personas permanecen detenidas todavía en aeropuertos estadounidenses debido a la imposición de esta orden ejecutiva, dirigida contra los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.
Priebus defendió que la orden fue aplicada con normalidad, frente a las críticas que acusaron a la administración Trump de activarla sin consultar primero con el Departamento de Seguridad Interior que, según fuentes de la Casa Blanca a la CNN, estaban todavía estudiando el lenguaje de la orden cuando se enteraron de que ya había entrado en vigor.
"No fue nada caótico", reiteró Priebus en una entrevista a la cadena NBC, donde cifró en 109 el número total de retenidos. "La mayoría de esa gente (los retenidos) ya han salido. Hay todavía un par de decenas de detenidos y supongo que podrán salir al exterior en pocas horas mientras no se demuestre que son mala gente", ha añadido.