Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex jefe de Gabinete de Netanyahu acepta testificar contra el primer ministro por fraude y soborno

El ex jefe de Gabinete de Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía para testificar a favor de la acusación en la investigación de la que está siendo objeto el jefe del Gobierno hebreo por supuesto fraude y soborno.
Ari Harow ha dado ya a la Policía, según los medios israelíes, "importante información" sobre los supuestos regalos ilícitos que habría recibido el primer ministro de manos de ricos donantes (el llamado Caso 1000) y mantenido conversaciones con el propietario del diario 'Yedioth Ahronoth', Arnon Mozes, para recibir una cobertura más favorable de sus iniciativas legislativas frente al diario rival 'Israel Hayom' (el llamado Caso 2000).
Harow había proporcionado incluso información sobre el Caso 3000, una investigación policial sobre presunta corrupción del primer ministro en relación a la adquisición de submarinos y patrulleras al conglomerado alemán ThyssenKrupp.
De hecho, y según el Canal 2 israelí, no se descarta que la Policía pueda imputar este mismo domingo al primer ministro por ambos casos, aunque Netanyahu ya habría recibido garantías de que no tendría por qué dimitir aunque fuera formalmente acusado. "No tiene ninguna intención de dimitir y se está preparando para la batalla de su vida", han asegurado fuentes próximas a Netanyahu al 'Yediot'.
Según el acuerdo alcanzado entre Harow y la autoridades, el ex jefe de Gabinete se libraría de la cárcel a cambio de testificar y de aceptar una condena leve por otro caso separado de fraude, que le obligaría a pagar unos 160.000 euros de multa y servicios comunitarios.
Harow se pasó dos años en posiciones clave dentro de la oficina del primer ministro israelí. Primero, en 2009, cuando fue nombrado jefe de la misma, cargo que dejó un año después para iniciar un negocio privado. Regresó no obstante en 2014, ya como jefe de Gabinete.