Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y Rusia no logran ponerse de acuerdo para lograr el alto al fuego en Siria

Estados Unidos y Rusia no logran ponerse de acuerdo para lograr un alto el fuego en Siria tras cinco años de guerra. Barak Obama y Vladimir Putin lo han intentado sin conseguirlo durante la reunión del G-20 en China, aunque el presidente ruso no descarta que se pueda llegar a un acuerdo en los próximos días. En Síria el gran derrotado de los últimos días es el Estados Islámico. Las últimas ofensivas les han dejado practicamente aislados del exterior y sin rutas de abastecimento.  

Por si faltaban manos en Siria ahora también está Turquía. En una semana dentro de territorio sirio han despejado la frontera de yihadistas y les quitan sus valiosos feudos. El Estado Islámico apenas presenta resistencia porque tienen demasiados frentes abiertos. El grupo terrorista que se hizo un nombre declarando la guerra a todos y ahora -por primera vez- todos les atacan a ellos. Su última venganza son los atentados en cuatro ciudades sirias con el resultado de 40 muertos. Una de las ciudades atacadas, Tartús, de la que hace sólo unos días el régimen.

La guerra no se acaba porque Siria e Irán siguen esperando a que les caiga del cielo la victoria decisiva, el golpe que daría un giro a todo. Ese lugar es Alepo, donde el régimen intenta aislar a los rebeldes para derrotarlos. Ya lo intentaron una vez hace unas semanas. Ahora podrían intentarlo de nuevo. Una guerra lenta sin un final a la vista.