Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Frente Polisario expresa su "satisfacción" con la última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU

El Frente Polisario ha expresado su "satisfacción" con la resolución aprobada el viernes por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al tiempo que ha vuelto a reclamar "completar lo antes posible el proceso de descolonización".
El buró permanente del Secretariado Nacional del Frente Polisario ha aplaudido el "espíritu de responsabilidad" mostrado por el organismo internacional, que extendió hasta finales de abril de 2018 el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en Sáhara Occidental (MINURSO).
El Frente Polisario ha denunciado los comportamientos de "partes conocidas" que "intentan cambiar la naturaleza del conflicto", así como el "saqueo" de los recursos naturales del territorio por parte de Marruecos, según ha informado la agencia oficial saharaui de noticias, SPS.
Por último, ha dicho que su retirada de El Guergarat "refleja la determinación y disposición de la parte saharaui a cooperar de forma seria y constructiva con el secretario general de Naciones Unidas y de su enviado personal para reanudar cuanto antes las negociaciones directas entre las dos partes en conflicto".
La decisión del Consejo de Seguridad fue adoptada después de que el secretario general de la ONU, António Guterres, confirmara la retirada del Frente Polisario, que controla la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), de la zona de El Guerguerat, en Sáhara Occidental.
En su comunicado, el Consejo explicó que los países firmantes han instado a las partes en el conflicto a "retomar las negociaciones auspiciados" por Guterres "sin condiciones previas" y "de buena fe", con el objetivo de "facilitar una solución política justa, duradera y aceptable para las dos partes".
Los 15 países se han comprometido a cooperar con las operaciones de la MINURSO y a tomar "las medidas necesarias" para garantizar el "movimiento sin obstáculos de los trabajadores de Naciones Unidas y personal asociado" a la hora de llevar a cabo su mandato.
"Reafirmando la necesidad de respetar los acuerdos militares alcanzados con la MINURSO con respecto al alto el fuego y las llamadas para adherirse, por completo, a estos acuerdos, el Consejo reconoció que la reciente crisis en la 'franja' de El Guerguerat ha planteado dudas fundamentales sobre el alto el fuego y los acuerdos", ha señalado en el texto.
Asimismo, hizo hincapié en la importancia del "compromiso de las partes" a la hora de continuar las preparaciones de cara a la quinta ronda de negociaciones, por lo que el Consejo pidió que quede demostrada la voluntad política para trabajar en "una atmósfera propicia para el diálogo".
El contencioso se gestó en agosto de 2016, cuando Marruecos inició unas obras de remodelación y asfaltado de una carretera en territorio formalmente bajo control del Polisario. Tanto Marruecos como los saharauis enviaron fuerzas armadas a la zona y la ONU tuvo que intervenir para evitar una escalada militar.
El Guergarat se encuentra bajo control de Marruecos y es el principal puesto fronterizo con Mauritania. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera con Mauritania como 'tierra de nadie', mientras que el Frente Polisario lo considera territorio propio, ya que así lo recoge el acuerdo de alto el fuego firmado por ambas partes en 1991.
ANTIGUA COLONIA ESPAÑOLA
La colonia española del Sáhara fue ocupada en 1975 por Marruecos y Mauritania tras los Acuerdos Tripartitos, firmados el 14 de noviembre de 1975, que cedían la soberanía del Sáhara Español a estos dos países.
Tras una breve guerra, el movimiento independentista Frente Polisario expulsó a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre el territorio y miles de saharauis huyeron de la salvaje represión. Entonces comenzó la colonización marroquí del territorio.
En 1991 se firmó un alto el fuego entre ambas partes, que se comprometían a la celebración de un referéndum de autodeterminación organizado por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, pero desde entonces las disputas sobre el censo para la votación --Marruecos quiere que voten los colonos marroquíes-- ha impedido la consulta. Ahora 140.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf, Argelia.