Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande dice que Grecia debe continuar dentro de la eurozona

Merkel y Hollande en una rueda de prensa en el ElíseoEFE

El presidente de Francia, Francois Hollande, ha defendido este viernes que Grecia debe continuar en la eurozona y ha asegurado que no contempla ningún escenario de salida del Eurosistema del país heleno.

"Grecia está en la eurozona y debe continuar en la eurozona", sentenció el presidente galo en la rueda de prensa ofrecida junto a la canciller alemana, Angela Merkel, desde el Elíseo.
En este sentido, Hollande destacó que la postura de Francia es que hay que hacer todo lo posible para llegar entre las dos partes a una mayor cohesión. "No contemplo ningún escenario con Grecia fuera de la eurozona", añadió el presidente francés.
Por su parte, la canciller alemana incidió en que desde que existen programas de ayuda económica a Grecia el objetivo de la política alemana y del resto de los estados miembros ha sido luchar para que el país "permanezca dentro del euro" y con el este fin los ciudadanos helenos "han hecho muchos sacrificios".
Merkel añadió que la situación "sigue siendo difícil" en el país, pero aseguró que ya han comenzado a observarse "ciertos resultados", por lo que consideró adecuado continuar con la política que se ha llevado a cabo.
Por otro lado, rehusó valorar la último propuesta realizada por el Gobierno de Alexis Tsipras, ya que esa es labor de los Ministros de Finanzas que se reunirán esta tarde en el Eurogrupo, donde hay "muchos temas técnicos que solucionar y muchas decisiones que tomar".
En este sentido, recalcó que no tenía intención de hablar de la "mitología griega", en alusión a las declaraciones del representante alemán en la reunión de expertos preparatoria del Eurogrupo, donde calificó de "caballo de Troya" la misiva griega, y aseguró que lo que preocupa ahora es la extensión del programa de ayuda.