Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia pide el cese de la violencia en Gabón "para evitar nuevas víctimas"

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Marc Ayrautl, ha pedido este jueves al Gobierno y a los manifestantes contrarios al Ejecutivo que ejerzan la máxima contención "para evitar nuevas víctimas", tras los incidentes registrados en las últimas horas.
"En el marco de un proceso político no hay espacio para la violencia", ha afirmado el jefe de la diplomacia gala, en un comunicado publicado por su departamento. "Llamo a todas las partes a ejercer la mayor contención para evitar nuevas víctimas", ha asegurado.
"Hay que detener cuanto antes la confrontación y garantizar la seguridad de las personas. Es por el interés superior de Gabón y los gaboneses", ha explicado el jefe de la diplomacia gala, horas después de los enfrentamientos registrados entre agentes de Policía y manifestantes que han salido a las calles de Libreville para mostrar su rechazo a los resultados electorales anunciados el miércoles por la Comisión Electoral, que ha dado como ganador de los últimos comicios presidenciales al actual mandatario, Alí Bongo.
El líder de la oposición de Gabón, Jean Ping, ha denunciado que al menos dos personas han muerto y varias más han resultado heridas en un ataque de la Policía y la guardia presidencial contra la sede de su partido en la noche del miércoles.
Ayrault ha hecho un llamamiento a resolver las diferencias sobre los resultados de las presidenciales por "la vía jurisdiccional", "a través de un procedimiento transparente e imparcial". "De esta manera la integridad de la revisión se podrá determinar fuera de toda duda", ha subrayado.
La Comisión Electoral anunció el miércoles que el presidente del país, Alí Bongo, había obtenido el 49,8 por ciento de los votos en las últimas elecciones presidenciales, por delante del líder opositor, Jean Ping --que ha asegurado ser el vencedor--, quien ha recabado el 48,23 por ciento de las papeletas.
El anuncio ha desencadenado unas protestas en la capital que se han saldado con al menos seis heridos de bala y con el incendio de parte del Parlamento.
El sistema electoral de Gabón contempla que el ganador es aquel que consiga más votos que sus rivales. Bongo, de 57 años de edad, fue elegido en 2009 tras la muerte de su padre, Omar Bongo, que gobernó el país durante 42 años.
Una victoria de Ping, antiguo ministro de Exteriores y presidente de la Comisión de la Unión Africana, pondría fin a medio siglo de gobierno de la familia Bongo en el país.