Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia expresa su "preocupación" por la muerte del periodista argelino Mohamed Tamalt

El Gobierno de Francia ha expresado este martes su "preocupación" por la muerte del periodista argelino Mohamed Tamalt, quien falleció el domingo tras una huelga de hambre en protesta por su encarcelamiento.
"Francia reitera su compromiso con la libertad de prensa y la libertad de expresión en todo el mundo", ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores, Romain Nadal, quien ha trasladado sus condolencias a la familia del periodista.
Durante la jornada, el Gobierno de Argelia ha negado cualquier responsabilidad en la muerte de Tamalt.
El ministro de Justicia, Tayeb Luh, ha resaltado que "los servicios penitenciarios ya han aclarado todas las etapas, desde la condena hasta el tratamiento médico al difunto hasta su muerte", rechazando "cualquier otra interpretación o tentativa de manipular el asunto".
El abogado de Tamalt, Amine Sidhum, confirmó el domingo que el periodista ingresó en estado de coma en el centro hospitalario. "Ha habido un bloqueo en su historial médico. No estamos al corriente de nada", añadió.
Tamalt, quien vivía en Londres y fue arrestado el 27 de junio durante una visita a Argel, fue condenado un mes después a dos años de prisión por "insultar" al presidente del país, Abdelaziz Buteflika. Asimismo, se le impuso el pago de una indemnización de 200.000 dinares (alrededor de 1.630 euros).
El periodista gestionaba una página en la red social Facebook en la que habría publicado comentarios contra Buteflika, altos cargos del país y sus familias.
Buteflika accedió a la Presidencia en 1999 y gestionó los últimos coletazos de la guerra civil iniciada en 1991 cuando el régimen anuló los resultados de unas elecciones en las que los islamistas habían obtenido la victoria.
El mandatario sufrió en abril de 2013 un ictus que le mantuvo apartado de la vida pública durante meses y que generó dudas sobre su verdadero estado de salud. En los últimos años, los rumores han sido frecuentes en Argelia, y en varias ocasiones se ha especulado incluso con su fallecimiento.
El presidente pertenece al Frente de Liberación Nacional (FLN), antiguo partido único que gobierna el país desde la independencia de Francia en julio de 1962.