Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una persona decapitada en un ataque islamista en el este de Francia

Una persona ha sido decapitada y dos más han resultados heridas tras el asalto a una empresa de productos químicos en el departamento francés de Isère, en el este del país. Las fuerzas de seguridad han detenido a una persona que ya estaba fichada por la policía y a otras tres personas más. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha identificado al detenido como Yassin Sahli, cuya vivienda ha sido registrada por la policía. Por su parte, se ha informado de que la víctima decapitada era el gerente de una empresa de transportes. François Hollande, que ha regresado de Bruselas, ha afirmado que el ataque tiene "naturaleza tarrorista".

El fiscal parisino François Molins ha confirmado que cuatro personas están bajo custodia policial por su presunta implicación en el atentado perpetrado este viernes en una fábrica de productos químicos en el departamento de Isère (este).
En una breve rueda de prensa, Molins ha detallado que, además del autor del atentado, identificado como Yassin Salhi, su mujer y su hermana, así como un tercer sospechoso que fue visto dando vueltas con su coche por el complejo industrial, han sido detenidos.
Molins también ha aclarado que, de momento, no hay indicios que sugieran la presencia de uno o varios cómplices. Horas antes, tanto el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, como el presidente, François Hollande, habían apuntado a esta posibilidad.
El fiscal ha aprovechado para hacer un relato claro de los hechos. Según las primeras investigaciones, alrededor de las 9.28 las cámaras de seguridad han grabado a una camioneta entrando en las instalaciones "con discreción".
Poco después, sobre las 9.36, las cámaras han avistado a un hombre entrando en un hangar cubierto instantes antes de que se produjera una fuerte explosión. Las fuerzas de seguridad llegaron al lugar y encontraron al sospechoso manipulando unas bombonas de gas.
Molins ha aclarado que los 43 trabajadores que se encontraban en la fábrica en esos momentos no corrieron peligro porque fueron evacuados rápidamente. Así lo ha confirmado también la empresa estadounidense propietaria del complejo industrial, Air Products.
Tintes yihadistas
Una vez detenido Salhi, las fuerzas de seguridad han registrado el lugar y han encontrado una cabeza humana ensartada en la valla y rodeada de dos banderas con inscripciones en árabe sobre el islam. También han encontrado un cuchillo en los alrededores.
La cabeza pertenece a un hombre de 54 años, ha indicado Molins. La prensa francesa, por su parte, ha revelado que la víctima sería el jefe de Salhi. Otras dos personas han resultados heridas, si bien su vida no corre peligro.
Reunión del Consejo de Defensa
François Hollande, al que el presunto ataque islamista ha pillado en Bruselas en la cumbre europea, ha regresado a primera hora de la tarde a París, según ha informado el Elíseo. El presidente francés ha confirmado que se trata de un ataque "de naturaleza terrorista" cometido por una persona "quizá acompañada de otra".
El sospechoso "ha sido detenido e identificado", ha informado Hollande en una rueda de prensa en Bruselas, antes de abandonar la cumbre europea para regresar a Francia con urgencia.
Una vez allí ha presidido el Consejo de Defensa que ha sido convocado, según ha informado el ministro de Defensa, Jean-Ivez Le Drian.
Una persona decapitada en un presunto ataque islamista en el este de Francia