Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abatido un hombre en París que entró armado en una comisaría al grito de "Alá es grande"

Le han abatido hace apenas dos horas cuando intentaba entrar en una comisaría de policía cuchillo en mano, al grito de Ala Akbar, “Alá es grande”. Se ha abalanzado sobre varios agentes para agredirlos y ha conseguido herir a uno, pero los tiros le han alcanzado enseguida. Su cadáver yace en la puerta de la comisaría, junto a un robot de detonación de explosivos. Las primeras informaciones apuntan a que llevaba adherido al cuerpo un falso chaleco suicida. Ha ocurrido justo un año después de los atentados contra Charlie Hebdo. La comisaría está en el distrito 18 de Paris, donde tenía intención de inmolarse el 13 de noviembre el terrorista Salah Adeslam. La zona ha sido inmediatamente acordonada. Dos colegios del barrio han cerrado herméticamente con los niños dentro. La Policía francesa ha recomendado a los vecinos que cierren las ventanas y ha alertado de que es peligroso asomarse a los balcones. La fiscalía de París se ha hecho caso de la investigación.