Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande nombra primer ministro al ex responsable de Interior, Manuel Valls

François Hollande cambia de gobierno como de pareja. Ni dos años ha durado la foto de familia con su primer ministro Jean-Marc Ayrault y el resto del Ejecutivo. Obligado por la deblacle electoral de anoche, Hollande ha dado un volantazo, al menos en las caras. Nuevo primer ministro: Manuel Valls, 51 años, nacido en Barcelona. De padre español y del Barça. Valls es más que eso: familiar del compositor del himno del Barça. El nuevo primer ministro francés es la cara más conocida y más valorada ahora mismo de la izquierda francesa. Ministro del Interior de mano dura durísima contra los inmigrantes, sobre todo los gitanos. Él fue quien expulsó a la niña kosovar que movilizó a miles de estudiantes. Valls llega no tanto para cambiar el rumbo en la política de Hollande -que acepta ya las tesis de Merkel- como para darle un aire nuevo y más decidido. Sangre catalana, y andaluza también, en los pasillos del poder francés. Anne Hidalgo, nacida en San Fernando, Cádiz, se ha convertido en la primera mujer que llega a la alcaldía de París. Anoche le gritaban olé, olé y olé.