Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía surcoreana decidirá en cuestión de horas si arresta por soborno al heredero del imperio Samsung

La Fiscalía de Corea del Sur decidirá a partir del mañana si arresta por corrupción a Lee Jae Yong, el vicepresidente de Samsung Electronics y heredero de los negocios de la empresa, al que se relaciona con el escándalo de sobornos que ha provocado las mayores protestas registradas en el país desde hace años.
Lee es sospechoso de haber entregado dinero a la confidente de la presidenta Park Geun Hye, Choi Soon Sil, para facilitar la fusión de dos filiales de la corporación en julio de 2015.
Los fiscales del grupo especial que investiga este caso se encuentran ya "en la fase final de su decisión", a la espera de terminar de calibrar el impacto que tendrá la detención sobre los negocios de la empresa, uno de los sostenes de la debilitada economía surcoreana.
"Ya hemos investigado el caso y solo nos queda terminar de estimar los factores adicionales", ha declarado un integrante del grupo que investiga el caso y que está liderado por el asesor independiente Park Young Soo.
Sin embargo, el impacto económico tendrá un peso secundario en la decisión final. "La métrica más importante es la que dictan la ley y los principios. Consideraremos los factores económicos pero decidiremos basándonos en lo primero", aseguró.
Lee contestó esta semana a las preguntas de la Fiscalía durante 22 horas hasta que se le permitió abandonar las dependencias a primera hora del viernes. Al cargo de soborno podría añadirse el de perjurio por negar ante un comité parlamentario que hubiera entregado dinero a cambio de favores políticos.