Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía atribuye a motivos "ideológicos" el asesinato de la diputada Jo Cox

La Fiscalía británica considera que el asesinato de la diputada Jo Cox, apuñalada y tiroteada el pasado 16 de junio, se debió a motivos "ideológicos" o "políticos", en el arranque del juicio que analiza desde este lunes la responsabilidad del único acusado, Thomas Mair.
Según los investigadores, Mair gritó "Reino Unido primero" al perpetrar el ataque, cometido unos pocos días antes del referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea. Cox, de 41 años, fue asaltada cuando llegaba a una reunión con electores en Birstall (Inglaterra).
"Fue atacada cobardemente por un hombre con un arma de fuego y un cuchillo", ha relatado ante el tribunal el representante del Ministerio Público, Richard Whittam. Para la Fiscalía, "fue un asesinato premeditado por una causa ideológica y/o política", según informa el periódico 'The Guardian'.
Mair, un jardinero desempleado de 53 años, no quiso siquiera hablar durante una vista celebrada el mes pasado y en la que debía decir si se declaraba inocente o culpable de los cargos. El juez, sin embargo, asumió que el acusado no estaba reconociendo los delitos que se le imputaban.
El juicio se desarrolla con jurado popular, ocho hombres y cuatro mujeres que este mismo lunes han acatado las órdenes del tribunal. El juez, Alan Wilkie, les ha instado explícitamente a no buscar información en Internet o leer noticias sobre el proceso, habida cuenta del "considerable interés público y la publicidad" suscitados.
Varios familiares de la fallecida diputada han estado presentes en esta primera sesión. Su viudo, Brendan Cox, también se ha pronunciado a través de Twitter: "Animo a todos a recordar la vida de Jo y por lo que luchó, no la forma en la que murió".