Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fillon se negó a reunirse con el ministro de Defensa saudí la semana pasada en París

El vice príncipe heredero pasó varios días en la capital gala pero su petición de reunión se quedó sin respuesta
El ex primer ministro francés y candidato de Los Republicanos en las próximas elecciones presidenciales, François Fillon, se negó a recibir al ministro de Defensa saudí, Mohamed Ben Salman, durante la visita que realizó la semana pasada a París, según ha informado el diario 'Le Figaro'.
El titular de Defensa saudí, que es el hijo del rey Salman y que ostenta el cargo de vicepríncipe heredero, solicitó reunirse con Fillon durante su estancia en la capital gala pero su petición no fue contestada por el equipo del ex primer ministro.
"Habíamos recibido varias peticiones de diferntes fuentes apra que el príncipe se reuniera con François Fillon pero no hemos respondido por el momento", ha asegurado al diario galo el entorno del candidato presidencial de Los Republicanos.
El príncipe heredero estuvo varios días en París la semana pasada pero no pudo finalmente reunirse con Fillon ante la falta de respuesta a su propuesta. Las autoridades saudíes, que en su momento confiaron en que el ex primer ministro galo Alain Juppé sería el ganador de las primarias de Los Republicanos, ven ahora con recelos la posible victoria de Fillon en las próximas presidenciales.
En la campaña que le llevó a imponerse en las primarias de Los Republicanos, Fillon denunció el papel de Arabia Saudí en la propagación del islam rigorista en todo el mundo y especialmente en Francia.
Los temores de las autoridades saudíes se ven además reforzados por el hecho de que Fillon podría elegir como titular de Exteriores de su futuro Ejecutivo a Bruno Le Maire, quien aboga por reequilibrar las relaciones con las monarquías suníes del Golfo Pérsico para tener un mayor acercamiento a Irán, la principal potencia chií.
Durante el mandato del actual presidente, François Hollande, Arabia Saudí ha sido elevada al rango de "socio estratégico" de Francia en el Golfo Pérsico.