Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Filipinas evacúa a 12.000 personas ante una posible erupción del volcán Mayón

12.000 evacuados ante una posible erupción del volcán Mayón en FilipinasREUTERS

El Gobierno de Filipinas ha ordenado la evacuación de más de 12.000 personas de los pueblos cercanos al volcán Mayón ante una posible erupción, tal y como ha confirmado este martes el jefe del Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología, Renato Solidum.

El volcán más activo del país, conocido por su forma de cono casi perfecta y considerado uno de los volcanes más bonitos del mundo, ha registrado recientemente una serie de terremotos y desprendimientos de rocas, lo que indicaría una posible erupción en cuestión de semanas.
"Ahora estamos elevando el estado de alerta del volcán Mayón del nivel 2 al 3", ha detallado Solidum, que añade que más de 12.000 personas han tenido que ser evacuadas por la fuerza de una "zona de peligro" de unos 6,8 kilómetros de extensión.
Así lo ha confirmado el gobernador de la provincia de Albay, Joey Salceda, que ha explicado que el hecho de que el nivel de alerta haya subido provoca una "aceleración" en los protocolos de seguridad. "Los evacuados se instalarán en un refugio temporal durante unos tres meses", ha apostillado.
Otros aldeanos que permanecen en sus casas, en las laderas del cráter --ubicado a unos 330 kilómetros al sudeste de la capital, Manila--, serían trasladados a zonas más seguras si el volcán Mayón entra en erupción, tal y como ha sentenciado Salceda.
Una erupción podría impulsar el turismo en la zona, como ya ocurrió la última vez que Mayon entró en erupción, en el año 2009. Durante los últimos 600 años, el volcán ha entrado en erupción unas 50 veces.
La erupción más destructiva tuvo lugar en febrero de 1841, cuando los flujos de lava enterraron una ciudad y acabaron con la vida de unas 1.200 personas.